Cómo perder peso cuando estás lesionado y no puedes entrenar

Escrito por jake wayne | Traducido por susana lópez millot
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo perder peso cuando estás lesionado y no puedes entrenar
Perder peso mientras estás lesionado significa prestar atención a tu dieta. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Si estás lesionado, perder peso no es sólo difícil, sino que toda la situación puede crear una espiral hacia abajo empeorando tu salud. Dado que estás lesionado, no puedes ejercitarte para perder peso. El peso extra impacta en tu salud, incluyendo tu habilidad de sanar tu lesión. Para mantener un peso saludable mientras estás convaleciente, todo tu progreso depende de controlar tu dieta. La pérdida de peso no será tan rápida como si hicieras ejercicio, pero lo será si te mantienes fiel a tu plan de dieta.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Pasa una semana siguiendo tu nivel de actividad, usando incrementos de una hora o media hora. Al final de la semana, usa un estimador de quema de calorías para calcular cuantas calorías quemas en ese período.

  2. 2

    Divide el número de calorías que quemas entre siete. Este es tu promedio de quema de calorías diarios. Es probable que, dado que estás recuperándote, esto sea significativamente más bajo que la media de 1800 a 2400 calorías que queman la mayoría de los adultos.

  3. 3

    Desarrolla una dieta en la que comas 500 a 600 calorías menos por día de lo que quemas. Puedes usar recursos en línea o escritos para crear tu dieta. Si vas a un terapeuta físico o el hospital es parte de tu recuperación, el personal te podría ayudar con esto.

  4. 4

    Basa tu plan de dieta en seis comidas diarias por día en lugar de en tres comidas más grandes. Esto ayuda a regular el nivel de azúcar en sangre y a evitar los antojos entre comidas.

  5. 5

    Elimina los alimentos altos en calorías con valor bajo como caramelos y carbohidratos refinados de tu dieta. Las proteínas magras, las frutas y los vegetales dan más valor y te permiten comer más mientras se mantienen dentro de tu límite calórico.

  6. 6

    Toma un multivitáminico para ayudarte a conseguir toda la nutrición que necesitas a pesar de comer menos. Chequea con tu médico para ver si hay suplementos específicos que puedas tomar para ayudar a curar tu lesión en particular.

  7. 7

    Habla con tu médico acerca del ejercicio que puedes hacer. Pocas lesiones son realmente severas como para que no puedas hacer nada. Trata de desarrollar un entrenamiento sencillo (incluso si solo es ir a tu terapeuta físico) para aumentar la quema diaria de calorías. Esto significa que comerás más, lo que hace que tu pérdida de peso sea más fácil.

  8. 8

    Pésate una vez a la semana para controlar tu progreso. Bajo este plan, perderás cerca de 1 libra (453 gramos)por semana (el promedio máximo de pérdida de peso saludable sólo a través de dieta según el libro "Healthwise Handbook" de Kaiser Permanente. Si tu lesión restringe tu movilidad demasiado como para usar la balanza, sigue tu peso controlándolo en la visita al médico.

Consejos y advertencias

  • Deberías consultar con tu médico antes de empezar cualquier programa de pérdida de peso, pero es incluso más importante cuando te estás recuperando de una lesión. Asegúrate de que tu dieta no interferirá con tu recuperación.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles