Cómo perder peso mientras usas muletas

Escrito por laura williams Google | Traducido por aldana avale
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo perder peso mientras usas muletas
Las lesiones no necesariamente evitan que pierdas peso. (Jupiterimages/Creatas/Getty Images)

Si piensas que estar confinado al uso de muletas por alguna lesión compensará tu programa de pérdida de peso, piensa nuevamente. Sólo porque no tienes movilidad completa en tus piernas no quiere decir que no puedas hacer ejercicios y cuidar tu ingesta nutricional de forma que facilite tu pérdida de peso. La pérdida de peso simplemente requiere que quemes más calorías de las que ingieres. De hecho, un estudio publicado en la "Revista de Trauma Ortopédico" (Journal of Orthopaedic Trauma) descubrió que caminar con muletas puede iniciar una respuesta de ejercicio anaeróbico en el cuerpo, por lo que en realidad podrías hacer que sea más fácil quemar más calorías y perder peso mientras utilizas muletas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Mantente activo. Resiste a la tentación de recostarte y relajarte mientras estás lesionado. Ejercita caminando con tus muletas o utilizando un brazo ergonométrico (un tipo de bicicleta que aísla la parte superior del cuerpo).

  2. 2

    Entrena usando tus muletas para hacer un ejercicio cardiovascular. Puedes descubrir al principio que el esfuerzo en tus hombros y brazos se siente demasiado vigoroso, por lo tanto trabaja en incrementos, caminando por 30 segundos o un minuto, seguido de un descanso corto, y luego inicia otra tanda de ejercicios.

  3. 3

    Levanta pesas mientras estás sentado en máquinas o bancos. Puedes hacer ejercicios para la parte superior y media del cuerpo sin correr riesgos de lesionar tus extremidades inferiores. Realiza ejercicios como prensa de pecho, de hombros, prensas hacia abajo y trabajo abdominal.

  4. 4

    Pídele a tu médico que te aclare qué tipo de ejercicios específicos puedes hacer para la parte inferior de tu cuerpo. Según la lesión que tengas, tu médico puede aconsejarte hacer terapia acuática o ejercicios limitados sobre el suelo. Los ejercicios bajo el agua utilizando el agua o una resistencia pueden ayudar a que tus extremidades lesionadas se muevan.

  5. 5

    Controla lo que comes. Sigue comiendo una dieta saludable y bien balanceada. Si ya estabas controlando tu consumo de calorías, compara tu rutina de ejercicio actual con la rutina previa a la lesión. Si te das cuenta de que estás menos activo, probablemente tengas que limitar más tu consumo de calorías para asegurarte de continuar quemando más calorías de las que ingieres.

Consejos y advertencias

  • Antes de iniciar cualquier programa de ejercicio mientras estás lesionado, asegúrate de que tu médico te aclare lo que puedes hacer y lo que no. No debes ejercer presión excesiva sobre tu lesión, ya que aumentaría el tiempo de recuperación.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles