Cómo perder peso cuando padeces obesidad mórbida

Escrito por casey holley | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo perder peso cuando padeces obesidad mórbida
Busca motivación pensando en todo lo que podrías hacer sin el exceso de peso. (George Doyle/Stockbyte/Getty Images)

La obesidad mórbida es una enfermedad que se caracteriza por el exceso de peso corporal. Por lo general, la persona que la padece tiene al menos 100 libras (45 kg) de sobrepeso o un índice de masa corporal de 40 o más. En aquellos casos en los que el paciente tiene problemas de salud crónicos, un índice de masa corporal de 35 o más se considera obesidad mórbida. Para la persona que sufre de esta enfermedad, perder el exceso de peso se convierte en una lucha de por vida. No obstante, con la motivación y el apoyo adecuados, podrá conseguir su objetivo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Busca una motivación. Piensa en los problemas de salud que la obesidad te causa. Te hace propenso a padecer diabetes, enfermedades cardíacas, hipertensión o colesterol alto si padeces esta dolencia. Piensa en las cosas que no puedes hacer a causa de tu peso. Anota las razones por las que deseas adelgazar, para que te sirvan como fuente de motivación instantánea. Elabora un tablero de motivación que puedas colgar en la pared con imágenes que te ayuden a mantenerte firme en tu objetivo.

  2. 2

    Busca apoyo. Comunica a tu familia y amigos que estás dispuesto a perder peso. Comparte con ellos tus motivaciones. Hazle saber a cada una de esas personas lo que puede hacer para ayudarte en tu propósito. Necesitarás tener a tu lado gente de confianza que te ponga sobre aviso cuando estés tomando una decisión no muy acertada sobre tu estilo de vida.

  3. 3

    Visita a tu médico. Él podrá ayudarte a desarrollar una dieta y un plan de ejercicios apropiados para ti. Es posible que te derive a un especialista que pueda ayudarte a perder los kilos de más. Dietistas, fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales podrán enseñarte diversas técnicas para deshacerte del exceso de peso.

  4. 4

    Sigue una dieta sana. En ella deberías incluir alimentos saludables, como frutas y verduras frescas. Los cereales integrales, los productos lácteos con o sin bajo contenido en grasas y las proteínas magras también forman parte de una dieta saludable. Además, necesitarás un pequeño aporte graso en tu dieta.

  5. 5

    Sigue los consejos que tu médico te dé sobre el régimen dietético. En determinados casos, puede prescribir una dieta líquida para favorecer la pérdida de peso. Aunque es posible que te sientas tentado a desviarte de tu plan, es de vital importancia que no lo abandones.

  6. 6

    Muévete. Sin ejercicio, tu plan de alimentación saludable no será efectivo. Al principio, no podrás realizarlo durante mucho tiempo; no obstante, debes hacer lo que puedas. Tienes que estar dispuesto a esforzarte en hacer algún tipo de actividad física. Si estás encamado o no puedes salir de casa, habla con tu equipo médico para saber qué ejercicios puedes hacer en el hogar.

  7. 7

    Si puedes salir de casa, sal a caminar o ve a nadar. Es posible que la natación te resulte más fácil, porque el agua te ayudará a desplazar parte de tu peso. Si no te sientes cómodo en la piscina cuando hay un montón de gente en ella, llama a las instalaciones y averigua en qué momento no está tan concurrida. También puedes explicar tu situación y preguntar si es posible reservar la piscina durante un corto período de tiempo.

  8. 8

    Considera la posibilidad de utilizar medicamentos para perder peso. A algunos pacientes con obesidad mórbida, estos fármacos les proporcionan la ayuda extra que necesitan para adelgazar. Es poco probable que un medicamento de los que se venden sin receta médica resulte efectivo, así que será mejor que hables con tu médico sobre el tema. Ten presente que junto a la administración de estos fármacos debe ir unida a un plan de alimentación saludable y a un programa de ejercicios.

  9. 9

    Si te sientes incapaz de mantener tu dieta y tu programa de ejercicios, echa un vistazo a las clínicas de adelgazamiento. En estos centros, ingerirás alimentos preparados para ti y tendrás la oportunidad de participar en actividades de grupo. Para obtener buenos resultados durante tu estancia en el centro y una vez que lo hayas abandonado, debes estar dispuesto a aprender las pautas necesarias para bajar de peso.

  10. 10

    Piensa en la cirugía bariátrica. El bypass y la banda gástrica son las dos intervenciones más comunes en esta especialidad de la cirugía. Por lo general, estos métodos se utilizan para ayudar a las personas con obesidad mórbida a perder el peso necesario para obtener beneficios significativos para su salud. No obstante, no deberían ser considerados como una solución rápida.

  11. 11

    Consulta con tu médico para decidir si la cirugía es la solución adecuada para ti. Estas intervenciones son caras y normalmente las compañías aseguradoras se niegan a pagarlas, a menos que los demás métodos de adelgazamiento hayan fallado. En la mayoría de los casos, el médico tendrá que demostrar a la aseguradora que la intervención quirúrgica va a reducir significativamente la cantidad de dinero que la compañía está desembolsando por el paciente.

  12. 12

    Sométete a una evaluación psicológica y a unas pruebas de motivación antes de que la intervención quirúrgica se lleve a cabo. Estas pruebas suelen consistir en hacer seguir al paciente una dieta hasta que llegue el momento de la cirugía. Con esto se consigue además que el paciente baje hasta el peso más bajo posible, reduciéndose así el riesgo de las complicaciones quirúrgicas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles