Pérdida de peso inexplicable y la ansiedad

Escrito por marcie morton, d.c. | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Pérdida de peso inexplicable y la ansiedad
Las fluctuaciones de peso y las sensaciones de ansiedad toman un peaje en la salud física. (solarium image by M.Zaturi from Fotolia.com)

Independientemente de la causa, la pérdida de peso no deseada y los sentimientos de ansiedad afectan negativamente el bienestar físico y mental. En los adultos, la pérdida inexplicada de más del 5 por ciento del peso corporal es anormal y puede conducir a la pérdida de masa muscular, aumento de las tasas de infección y de la depresión. La ansiedad es un paso importante en la respuesta al estrés; nos prepara para enfrentar o huir del peligro en el corto plazo. Pero cuando está en curso, se asocia con una enfermedad crónica física, incluyendo la enfermedad cardíaca, trastornos respiratorios y afecciones gastrointestinales. En la mayoría de los casos, estos síntomas deben ser evaluados por un profesional de la salud que te ayudará a descubrir la causa y determinar la mejor manera de manejarla.

Otras personas están leyendo

Explicaciones sencillas

Algunas explicaciones para la pérdida de peso sin intención incluyen saltarse las comidas, enfermedades leves, comer a la carrera, aumento de la ingesta de cafeína, una apretada agenda, aumentar los ejercicios sin aumentar la ingesta de calorías y ciertos medicamentos o suplementos. En muchos de estos casos, la ansiedad puede estar presente también, ya sea por las mismas conductas que causan la pérdida de peso, como un efecto secundario de los medicamentos o suplementos o por preocuparse por la pérdida de peso. Muchos de estos problemas pueden ser remediados con la modificación del comportamiento. Los efectos secundarios de la medicación se deben discutir con un médico.

El estrés crónico y la depresión

Un poco de estrés es normal y productivo, pero una persistente preocupación puede llevar a la depresión. Los indicadores de la depresión incluyen insomnio, ansiedad, pérdida de apetito, pérdida de peso, irritabilidad, pensamientos suicidas y no querer estar con otras personas. Las estrategias para manejar el estrés, tales como tomar un descanso o unas vacaciones, hacer ejercicio, meditar, practicar yoga y asegurar un sueño adecuado durante la noche, pueden ser suficientes para revertir estos efectos. Si el estrés se ha vuelto tan abrumador que arreglarlo por sí solo parece algo fuera de lugar, se debe buscar ayuda profesional. "La depresión es un desequilibrio de las hormonas y de las sustancias químicas nerviosas, una enfermedad biológica que es altamente tratable", dice la Dra. Esther M. Sternberg, directora del Programa Integral Inmune Neural del Instituto Nacional de Salud Mental.

Hipertiroidismo

La tiroides es una glándula que juega un papel primordial en el control del metabolismo mediante la producción de hormonas que influyen en la velocidad a la que las células utilizan la energía. Los problemas con la función de la tiroides pueden causar errores en las cantidades de las hormonas producidas y la tasa de metabolismo. Cuando una cantidad excesiva de la hormona tiroidea se produce, la condición es el hipertiroidismo, lo cual conduce a taquicardia, ansiedad, pérdida de peso, dificultad para dormir, temblores en las manos, debilidad y diarrea. Una hinchazón alrededor de los ojos, sequedad e irritación de la piel, sensibilidad a la luz y alteraciones visuales también pueden ocurrir. Se debe consultar a un médico.

Dolor

Un dolor físico persistente, como dolor de espalda, que está acompañado de una pérdida de peso inexplicable y ansiedad, en general debe ser evaluado por un profesional de la salud, tanto para tu tranquilidad como para la identificación de cualquier problema subyacente. El dolor en sí mismo puede causar preocupación y pérdida del apetito, los cuales probablemente se aliviarán si en un examen practicado por un médico no se encuentra nada anormal. Un médico también será capaz de proporcionar estrategias para controlar o resolver el dolor.

Casos raros

Mucho menos frecuente, un tumor de la glándula suprarrenal, llamado feocromocitoma, es responsable de la pérdida de peso y de la ansiedad. Otros signos incluyen una presión arterial elevada, palpitaciones, sudoración profusa, dolor de cabeza y fatiga. Las glándulas suprarrenales, cada una situada en la parte superior de cada riñón, segregan adrenalina y otras hormonas. El feocromocitoma, que, por lo general, no es canceroso, estimula la sobreproducción de adrenalina. Esto provoca una prolongada e intensa respuesta de "lucha o huida" que es peligrosa si se deja sin tratamiento, ya que aumenta el riesgo de un ataque cardíaco y de un accidente cerebrovascular. El tratamiento médico consiste en medicamentos para normalizar la presión arterial y una extracción laparoscópica quirúrgica del tumor.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles