Cómo perdonar y olvidar cuando alguien te hace daño

Escrito por ehow contributor | Traducido por ehow contributor
Cómo perdonar y olvidar cuando alguien te hace daño

www.freem...youts.org/ res-997-f...rgive.php

Perdonar a quien te hace daño no siempre es fácil. Olvidar que hizo algo para herirte es aún más difícil. No obstante, por tu propio bienestar mental, lo beneficioso es hacer frente al sufrimiento y al enojo e intentar seguir adelante. Si te empeñas en seguir enfadado o molesto, no será tanto el dolor que le causarás al que te ha hecho daño como el que vas a provocar en ti mismo por aferrarte a ese agravio. Cuando una persona te daña, lo mejor es tratar de perdonarla y acabar olvidando lo ocurrido -aunque en realidad nunca olvidarás que te hizo daño-. Aquí encontrarás algunos consejos para poder perdonar a quien te hace daño y librarte del sufrimiento, y así volver a llevar una vida sana y sin dolor.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Dale la oportunidad de disculparse a quien te ha hecho daño. Aunque es posible que estés enojado y que no quieras escuchar a quien te ha herido, es importante que obtengas una disculpa para que puedas aprender a perdonar. La mejor manera de superar una ofensa que alguien te ha infligido es oírle decir que se siente arrepentido por lo que ha hecho. Sin estas disculpas, tu enfado se convertirá en amargura y empezarás a cuestionarte más cosas además del suceso en sí. No es necesario que hagas un severo análisis de la situación y tampoco necesitas sufrir más. Dejar que el otro se disculpe por el daño que te ha causado te ayudará a empezar a sanar las heridas y a reconocer que tú no tuviste toda la culpa (si es que tuviste alguna). Procura estar abierto y escuchar las merecidas disculpas para superar el sufrimiento que el asunto ha causado en ti y acabar olvidando el agravio.

  2. 2

    Escucha la explicación de lo ocurrido. Si puedes abrirte y escuchar lo que esa persona tiene que decirte, conseguirás lidiar mejor con la situación. A menudo, el hecho de que exista una razón puede aclararte lo sucedido. Es posible que no siempre creas las razones y que te parezcan una excusa, pero escucharlas te puede servir para darle sentido a las cosas. Una explicación también puede ayudarte a aliviar algo la confusión y el dolor que sientes cuando alguien te daña. Preguntar también es útil. Dile a esa persona que tienes algunas preguntas y que deseas que las responda con honestidad. Escucha las respuestas que obtienes y si no son lo bastante buenas para ti, dile que quieres saber más. Llegar al fondo de los motivos por los que te ha causado ese daño te ayudará a enfrentarte al dolor y a perdonar a esa persona. Incluso es posible que con el tiempo llegues a olvidar la afrenta y puedas ir avanzando.

  3. 3

    Entiende que todo el mundo comete errores. Todos somos humanos y, a veces, egoístas. Esto no quiere decir que todo el mundo sea así, pero puede ocurrir. Procura ver la situación como un error. ¿Lo que esa persona hizo es algo que puedas perdonar fácilmente o te llevará más tiempo? A veces, cuanto más daño te hace una persona, más difícil es perdonarla y olvidar. Pero es importante recordar que ninguno de nosotros es perfecto y que, si cometiéramos el mismo error, ¿no querríamos que nos perdonaran? Aunque te puede resultar difícil ponerte en el lugar de la persona que te ha ofendido, te será útil ver el otro lado de la historia y pensar en los errores que puedes haber cometido en el pasado. ¿Alguna vez has herido a alguien sin querer? ¿Tu error fue tan grave que no debería haber sido perdonado? A menudo, ponerte en el lado del error te hará ver el hecho con más claridad y te ayudará a encontrar la manera de perdonar a la persona que te ha dañado.

  4. 4

    Dale tiempo. El perdón no siempre es fácil y cuanto más daño te haya producido un suceso, menos capacidad tendrás para perdonar y olvidar. Dile a la persona en cuestión que necesitas espacio. Explícale que aún no estás preparado para olvidarlo y que necesitas más tiempo para aprender a perdonar. Hazle saber lo mucho que te ha herido y que va a haber una separación entre ambos para averiguar cómo te sientes. Es difícil pensar con claridad cuando la persona que te ha causado un mal está siempre a tu alrededor. Necesitamos tiempo y espacio para sanar las heridas y para descubrir cómo nos sentimos en realidad con respecto a esa situación. Procura emplear este tiempo para poner ver las cosas desde otra perspectiva y averiguar si realmente puedes perdonar y olvidar. Recuerda que nada es tan terrible como para no poder perdonarlo -aunque no se pueda olvidar- y dejar atrás el dolor que alguien nos ha causado. Incluso en el caso de que alguien te haya dañado tanto que ni siquiera puedas hablarle de nuevo, sigue siendo importante perdonar... por tu propia salud mental. Como se suele decir, el tiempo cura todas las heridas; si te das tiempo, alcanzarás un estado mental más despejado y podrás perdonar a quien te ha agraviado, aunque hayas terminado por completo con esa persona.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media