Cómo hacer una hogaza de pan perfecta

Escrito por emily weller | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer una hogaza de pan perfecta
Haz el pan perfecto en casa. (Zedcor Wholly Owned/PhotoObjects.net/Getty Images)

Hornear una pieza de pan perfecta requiere un poco de tiempo y esfuerzo, pero el resultado final es un producto delicioso y fresco, que cuesta mucho menos de lo que pagarías en la panadería o en el supermercado, por lo que bien vale la pena la espera. Cuando preparas tu propio pan, pasas la mayor parte del tiempo esperando a que suba la masa suba, por lo que puedes hacer otras cosas al mismo tiempo. La receta requiere ingredientes simples que probablemente ya tienes en casa.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 3 tazas de harina todo uso
  • 2 cucharadas de levadura instantánea (de levantamiento rápido)
  • 2 cucharadas de sal kosher
  • Un tazón mezclador
  • Una cuchara de madera
  • 1 y 1/2 taza de agua a temperatura ambiente
  • Aceite para amasar
  • Una toalla o un envoltorio plástico
  • Un molde para hornear pan
  • Una piedra de hornear (opcional)
  • Un termómetro de lectura instantánea (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Pon 3 tazas de harina y 2 cucharadas de levadura en e tazón mezclador. Revuelve para incorporarlas.

  2. 2

    Agrega la sal a la mezcla de harina y levadura. No lo hagas hasta que hayas combinado ambos elementos. Si la sal entra en contacto directo con levadura, la matará.

  3. 3

    Vierte el agua y revuelve hasta formar una masa. Esta será levemente pegajosa, pero debe mantenerse unida por su cuenta.

  4. 4

    Frota algunas cucharaditas de aceite en la encimera o en otra superficie de trabajo. Saca la masa del tazón y extiéndela en la encimera.

  5. 5

    Amasa la masa sobre la encimera durante 10 minutos. Dóblala por la mitad y luego presiona sobre el pliegue con la palma de tu mano. Continúa doblando y presionando sobre la masa hasta que quede homogénea y elástica.

  6. 6

    Limpia el tazón mezclador y luego cúbrelo ligeramente con aceite. Pon la masa amasada en su interior. Cubre con una toalla o con un envoltorio de plástico y espera a que se eleve durante dos horas, a temperatura ambiente.

  7. 7

    Coloca la masa leudada nuevamente en la superficie. Haz que adopte la forma de un rectángulo de 8 por 10 pulgadas (20 x 25 cm) y luego dobla el rectángulo como si fuera una carta. Pon de nuevo la masa en el recipiente, vuelve a cubrir y espera a que crezca durante otra hora, hasta que su tamaño se duplique.

  8. 8

    Saca la masa del recipiente nuevamente y dale forma de rectángulo. Enrolla el rectángulo en forma de tronco.

  9. 9

    Cubre el molde para pan con una película delgada de aceite y pon la masa en forma de tronco en su interior. Cubre con la toalla o con un envoltorio de plástico y espera a que suba hasta sobrepasar en 1/2 pulgada (1,2 cm) el borde del molde o aproximadamente una hora.

  10. 10

    Calienta el horno a 475 grados F (220 °C) mientras que el pan se eleva. Pon una piedra de hornear en la rejilla inferior del horno, si tienes una. También puedes utilizar una bandeja para hornear invertida o una sartén de hierro fundido, boca abajo.

  11. 11

    Hornea el pan durante 25 minutos. Cuando está bien cocido, quedará de color dorado y si lo golpeas sonará a hueco. Si tienes un termómetro, espera a que el pan alcance una temperatura interna de 200 grados F (90 °C).

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles