DESCUBRIR
×
Loading ...

El perfume ideal para cada hombre

Sky View/Photodisc/Getty Images

Introducción

El perfume de un hombre dice mucho de él: es un aspecto muy gravitante en la primera impresión que dé. Por ello, escoger la fragancia adecuada no es una tarea fácil: se debe tener en cuenta no sólo el perfume, sino también la reacción de la piel, el ritmo de vida, el momento del día y hasta las condiciones climáticas. Lo principal es que te sientas cómodo con el perfume que estás usando y que te guíes por el aroma más que por la marca, el nombre o asuntos secundarios.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La reacción de la piel

Cada persona es genéticamente distinta a otra, y por ello cada piel reacciona distinto a un determinado perfume, provocando una reacción única. Es recomendable que antes de comprar un perfume apliques una pequeña muestra sobre el dorso tu mano, dándole un espacio de tiempo al perfume para que se evapore el alcohol o solventes y puedas percibir la fragancia y la reacción que ha tenido con tu piel: si es satisfactoria o no. Debes sentirte cómodo con el resultado.

BananaStock/BananaStock/Getty Images

Notas aromáticas

Las "notas aromáticas" son una alusión musical que se creó para diferenciar las tres "capas" que tiene el perfume al momento de aplicarse sobre la piel. Primero están las notas altas, que son las que primero son percibidas, donde predomina mucho el alcohol y los solventes que rápidamente se evaporan. Luego siguen las notas medias, las cuales aparecen a penas se evaporan las notas altas, y deben dejarse reposar varios minutos, conforme van cambiando hasta convertirse en notas bajas. Estas últimas, junto con las notas medias, son el núcleo y corazón del perfume y son las que perdurarán en el día.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Concentración e intensidad

Los perfumes se pueden clasificar por su concentración e intensidad. Primero está el "perfume" propiamente, el cual posee una concentración de la fragancia entre un 15% y 40%. Luego está el "eau de perfume", el cual tiene una concentración cercana al 15%. El "eau de toilette" tiene una concentración entre 7% y 15%. El "eau de cologne" tiene mayor presencia de cítricos, y una concentración de entre el 3% y el 6%. Finalmente está el "splash", el cual posee una concentración del 1%.

Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

Familias olfativas

Se pueden agrupar también los perfumes por sus familias olfativas. Los aromas cítricos, por ejemplo, son generalmente usados en colonias. También están los aromas frutales no cítricos. Asimismo, se pueden encontrar los aromas acuáticos, los cuales se hacen a partir de "calone", una esencia sintética. Los aromas de madera también son importantes, hechos de sándalo, cedro y otras cortezas aromáticas. También están los aromas orientales, que combinan plantas propias de la flora aromática oriental. Finalmente están los aromas florales, sean simples o de "bouquet".

Christopher Robbins/Digital Vision/Getty Images

Para el día a día

Fragancias recomendadas para el día a día son las colonias, en especial las que contienen cítricos. Estas aportarán mucha frescura y dinámica en tu día. Ideal para hombres con un estilo de vida dinámico y activo, aquellos que van de un lado a otro, así como para usarse en la oficina. No es necesario que uses un solo tipo de colonia: puedes variar en cuanto a tonalidades, usando aquellas con aromas más picantes e incluso un poco dulces.

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Estilo casual

Si tienes una salida casual con los amigos o un evento fuera de la rutina del día, puedes probar con un aroma un poco más fuerte, quizá un "eau de toilette". Aromas cítricos pero con toques más fuertes, como el incienso o el jengibre, o quizá esencias frescas que denoten dinámica pueden ser útiles. Si eres un hombre con un estilo de vida muy social, este tipo de fragancias irá bien contigo.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Para una cena romántica

Si lo que deseas es una fragancia más agresiva, que encante directamente el sistema olfativo de tu acompañante, no dudes en optar por fragancias más fuertes, como el "eau de perfume" o incluso el "perfume" más concentrado, cuidando de no hacerlo en exceso. Las fragancias de madera aportan masculinidad, y los aromas dulces combinados a estas pueden aumentar la seducción de la fragancia en conjunto. Si eres un seductor por naturaleza, estas fragancias son para ti.

Creatas/Creatas/Getty Images

El momento del día y las condiciones climáticas

No sólo importa el tipo de perfume y su reacción con la piel, también son importantes el momento del día y las condiciones climáticas, ya que inciden en la evolución de los tonos medios y bajos. El frío suele hacer perdurar los aromas, al contrario del calor, que los desvanece más rápido. Asimismo, la humedad le da mayor intensidad a las fragancias. Recuerda conjugar el momento del día (trabajo, salidas) con las condiciones climáticas y el efecto que quieres lograr.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Lo que no se debe hacer al comprar un perfume

Hay ciertas cosas que debes evitar cuando compras un perfume. Por ejemplo, debes evitar frotar el perfume contra tu piel, ya que de esta manera destruirás la composición y esta se evaporará más rápido. No te guíes por marcas, nombres de perfumes o spots publicitarios: quien decide si al final se siente cómodo o no eres tú. Asimismo, no es recomendable aplicarte el perfume si has sudado, ya que el sudor estropea por completo la fragancia.

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Consejos finales

Si bien la clasificación y sugerencia de aromas no es estrictamente rígida (pues depende del gusto de cada uno), hay ciertas cosas que sí suelen cumplirse en general. Por ejemplo, en cuanto al uso de fragancias concentradas, que en un día común y corriente pueden desentonar con la actividad que realizas, igual si es viceversa. Toma mucha atención a la hora de percibir las notas medias, ya que, por ejemplo, las fragancias cítricas y frutales pueden resultarte amargas, o las fragancias fuertes pueden marearte y hostigarte.