Cómo hacer para que un perro no se coma las plantas de exterior

Escrito por mai bryant | Traducido por brenda labrada
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer para que un perro no se coma las plantas de exterior
Evita que tu perro se coma tus plantas de exterior. (dog image by Ergün Özsoy from Fotolia.com)

De acuerdo a la ASPCA existen muchas plantas de exterior que son potencialmente tóxicas para un perro. Si tu mascota tiene el hábito de morder el follaje exterior, esto puede convertirse fácilmente en una situación amenazadora que debe de ser detenida lo más rápido posible. Cuando tu perro esté en el patio es importante tomar las medidas necesarias para mantenerlo alejado y seguro de las plantas potencialmente peligrosas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una malla de alambre
  • Juguetes para morder
  • Un aerosol de manzana amargo
  • Una correa

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Pon una malla hecha de alambre alrededor de las plantas y jardines de flores. Colócala lo suficientemente alta como para prevenir que el perro salte sobre ella, y un pie (30 cm) bajo tierra, para evitar que el animal cave para alcanzarla.

  2. 2

    Crea un área separada para tu perro en el patio que esté libre de plantas. Sitúala para que no esté cerca de ningún árbol o arbusto que tu mascota pueda alcanzar y morder fácilmente. Usa esto como la locación donde tu perro pueda jugar y correr sin el riesgo de ser distraído por cualquier tipo de vegetación. Coloca bastantes juguetes para morder en esta zona para que tu perro satisfaga la necesidad de morder algo.

  3. 3

    Cuida a tu mascota todo el tiempo que esté afuera. Atrae su atención con actividades divertidas como buscar juguetes o llévalo a que corra o camine. En cuanto veas que tu mascota comience a morder una planta di "¡No!" de forma firme y fuerte. Mueve a tu mascota de la planta lo más pronto posible.

  4. 4

    Usa aerosol amargo de manzana cada dos a tres días en las hojas de tus plantas de exterior. El sabor amargo actuará como un disuasivo para tu perro y es un producto seguro y no tóxico.

  5. 5

    Moja las hojas de tu planta y rocíalas con pimienta roja o negra. También rocía las especias alrededor de las plantas para que sirvan como un disuasivo de mal sabor.

  6. 6

    Coloca las plantas de exterior en una caja o maceta alta que esté fuera del alcance de tu perro.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles