DESCUBRIR
×

¿Por qué mi perro está vomitando un líquido verde?

Actualizado 21 noviembre, 2016

Según el Manual Canino en Infovet.com, los vómitos son un síntoma común y clásico de enfermedad gastrointestinal en los perros. Pueden ser causados por muchas cosas: obstrucción intestinal, estómago vacío, ingestión de sustancias dañinas o microorganismos patógenos como virus, parásitos y bacterias. Puede resultar difícil e inquietante diagnosticar la causa de los problemas de tu perro, pero bien vale el esfuerzo.

Thinkstock/Comstock/Getty Images

Causas

Varias podrían ser las causas por las que tu perro está vomitando un líquido de color extraño. Lo menos perjudicial es que sea porque tiene el estómago vacío. Si tiene arcadas pero nada en su estómago, eliminará bilis de color verde, sus jugos estomacales naturales. Otra posibilidad es que el perro haya ingerido algo indigerible o irritante para su estómago. Cuando el vómito es verde, podría ser motivado por haber comido pasto o, algo más preocupante, anticongelante. Además, tu perro podría sufrir desde una enfermedad causada por bacterias, virus, parásitos o incluso diabetes o cáncer.

Chris Amaral/Photodisc/Getty Images

Prevención

Para prevenir que tu perro vomite un líquido verde, asegúrate de que tu perro esté bien alimentado e hidratado. Mantén el anticongelante fuera de su alcance, incluso cuando esté embotellado. Según Animalemergency.com, los perros podrían morder las cápsulas e incluso las botellas de anticongelante ya que este líquido tiene un olor dulce. Mantén tu perro alejado de los alimentos en mal estado, la basura u otras sustancias potencialmente contaminadas. Esto disminuirá las posibilidades de contraer un virus, ser infectado por una bacteria patógena o ser huésped de un parásito. Para protegerlo aún más, vacúnalo contra los virus mortales, como el parvovirus y el moquillo caninos.

Chris Amaral/Digital Vision/Getty Images

Diagnóstico

Es muy importante prestar atención a la forma en la que tu perro vomita; esto podría darte una pista sobre la gravedad y la naturaleza de esta patología. Si tu perro regurgita su comida, esto sugiere una obstrucción en el tracto digestivo superior. Si tu perro vomita continuamente, normalmente implica una simple irritación estomacal. Cuando tu perro vomita luego de toser, podría implicar que tiene problemas respiratorios.

Los vómitos crónicos, es decir, que ocurren en un período de tiempo prolongado y se acompañan de pérdida de peso, falta de apetito y una falta de energía general, podrían indicar una enfermedad renal y hepática, diabetes, infecciones parasitarias o incluso cáncer. En el caso de los vómitos en proyectil, tu perro podría sufrir un obstrucción del tracto digestivo. En algunos casos, el líquido verde podría estar mezclado con sangre fresca; esto significa que el perro está sufriendo un sangrado en algún lugar dentro del sistema digestivo. En la rara ocasión de que vomitara heces, debería ser tratado como una completa emergencia, ya que sus intestinos podrían estar completamente obstruidos. También, si el perro vomita conjuntamente con síntomas neurológicos como convulsiones, la causa podría ser neurológica y no digestiva.

BananaStock/BananaStock/Getty Images

Tratamiento casero

Hasta que puedas llevar a tu perro al veterinario, dale una dieta blanda de pollo o cordero con arroz o alimento para bebés. Esto debería calmar su estómago. También puedes probar con Pepcid AC (famotidina), un medicamento de venta libre para humanos que puedes conseguir en la mayoría de las farmacias.

Si sospechas que tu perro pudiera haber ingerido algo dañino o irritante, podría ser necesario que induzcas el vómito con una a tres cucharadas de peróxido de hidrógeno. Esto podría salvar la vida de tu perro, ya que estarías estimulando la eliminación de la sustancia dañina, pero algunos tóxicos hacen más daño cuando se vomitan, por lo que esta solución debería ser tomada con precaución.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Tratamiento veterinario

Tu veterinario realizará un examen profundo de tu perro y necesitará una muestra de heces y algunas respuestas de tu parte. Querrá saber cuándo comenzaron los vómitos, con qué frecuencia se producen, la naturaleza de los vómitos y cómo se relacionan con los momento de las comidas.

La muestra de heces será analizada para buscar parásitos, virus y bacterias como Salmonella y Campylobacter. También verificará la presencia de sangre. El veterinario además controlará el estado mental, la temperatura y la presencia de objetos atravesados en la garganta del perro. Controlará los órganos para descartar inflamación, crecimiento anormal del abdomen, desgarros intestinales o exceso de gas.

Dean Golja/Digital Vision/Getty Images