Cómo hacer una persiana enrollable a partir de espigas y tela

Escrito por annie wang | Traducido por stefanía saravia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer una persiana enrollable a partir de espigas y tela
La mejor parte de hacer tu propia cortina enrollable es la capacidad que tienes de utilizar la tela que más te guste. (Comstock/Comstock/Getty Images)

La contratación de un sastre o de una modista para crear persianas enrollables de tela personalizas puede ser extremadamente caro, especialmente si tienes un montón de ventanas por cubrir. Sin embargo, puedes realizarlas fácilmente por ti misma sin utilizar costuras, a partir de espigas y tela. También necesitarás un kit de persiana, el cual incluye los soportes necesarios para colgar las espigas de madera y en mecanismo de cadena utilizado para subir y bajar la tela. Puedes comprar un kit en cualquier mercería o ferretería.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cinta métrica
  • Tela
  • Entretela
  • Tiza
  • Tijera
  • Plancha
  • Regla de metal
  • Sellador de costura
  • Espigas de madera de 2 por 48 pulgadas (5 por 122 cm)
  • Sierra
  • Papel de lija
  • Kit de persiana
  • Destornillador eléctrico
  • Grapadora

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mide la longitud y el ancho de la ventana. Mide no solo la ventana, sino también la estructura si es que tienes ventanas unidas. Añade 12 pulgadas (30 cm) para la longitud y 2 pulgadas (5 cm) para el ancho.

  2. 2

    Marca las medidas en la tela y en la entretela con una tiza de modista. Corta la tela y la entretela. Coloca está última a un lado y plancha solo la tela utilizando la configuración de calor adecuada.

  3. 3

    Revisa las instrucciones en la etiqueta de la entretela y fija tu plancha a la configuración de calor que diga el fabricante. A menudo suele ser la de lana y vapor. Únela con el lado de atrás de la tela planchando su adhesivo hacia abajo. Cuando planches utiliza una presión suave en un punto por 10 a 15 segundos antes de moverte a otro punto para asegurarte de que la entretela y la fábrica se fusionen correctamente. Una vez que ya aplicaste la entretela al lado del reverso de la tela, gírala y plancha el lado de la cara.

  4. 4

    Marca un borde de 1 pulgada (2,5 cm) en cada lado de la tela fusionado la entretela; hazlo hacia lo largo. Utiliza una pequeña regla para ayudarte a dibujar unas líneas rectas. Aplica un sellador de costuras en las líneas que marques y deja que se seque. Corta las marcas en una línea recta utilizando una tijera.

  5. 5

    Plancha la tela fusionada con la entretela a lo largo de los bordes donde acabas de cortar el exceso de tela. Aplica más sellador de costura si ves que se deshilacha.

  6. 6

    Haz un dobladillo en la parte inferior de la tela que servirá como la parte inferior de la persiana doblándolo hacia atrás unos 3/4 pulgadas (2 cm) de la tela. Pégalo utilizando una cinta que no se cosa. Plancha el dobladillo en un pliegue agudo. La plancha también establecerá la cinta que acabas de colocar. Utiliza una configuración de calor que sea apropiada para el tipo de tela que estés utilizando.

  7. 7

    Dobla la tela en la parte superior para formar un bolsillo para la espiga de madera. Esto será la parte superior de la persiana. El bolsillo debe ser apenas más grande de 2 pulgadas (5 cm) de diámetro para las espigas de 2 pulgadas (5 cm), con la finalidad de que quepan cómodamente en el hoyo. Sella estos bolsillos utilizando la cinta del paso anterior. Plancha la tela para asentarla.

  8. 8

    Corta con una sierra las espigas de madera de modo que sean del ancho exacto con respecto a la ventana menos el ancho de los soportes. Por ejemplo, si tu ventan tiene 24 pulgadas (60 cm) de ancho y los soportes de la persiana son de 3 pulgadas (7,6 cm) cada uno, deberías cortar la espiga en unas 18 pulgadas (46 cm).

  9. 9

    Lee bien las instrucciones del kit de tu persiana enrollable y monta los soportes de la manera indicada. Generalmente, esto involucra atornillar los soportes dentro de las lados de la caja de la ventana o en la parte superior si no tienes unas de inserción. Utiliza un destornillador eléctrico.

  10. 10

    Ajusta los ganchos que generalmente vienen con el kit de la persiana sobre las espigas de madera. Éstos ayudarán a la fijación de los soportes.

  11. 11

    Desliza la espiga a través del bolsillo que creaste unos pasos más arriba, por la parte superior de la tela. Una vez que la tela esté ubicada como corresponde, en la dirección correcta, engrapa la parte superior de la tela a la espiga de madera utilizando una grapadora.

  12. 12

    Enrolla la tela hacia arriba y monta las espigas entre los soportes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles