El pH del agua y el crecimiento de las plantas de frijol

Escrito por carly fiske | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
El pH del agua y el crecimiento de las plantas de frijol
El pH del suelo apropiado es vital para el crecimiento del frijol. (Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images)

El nivel de pH en el agua se mide en una escala de 1 a 14, siendo la acidez la parte inferior de la escala y la alcalinidad estando en la sección superior. El pH ideal para el crecimiento del frijol está en el rango neutro a moderadamente ácido de 6,0 a 6,5. Si las plantas de frijol reciben agua que es extremadamente ácida o alcalina, son más propensas a sucumbir a las enfermedades o condiciones que restringen su crecimiento.

Otras personas están leyendo

pH del agua y las plantas

Los niveles de pH del agua alteran lentamente el pH del suelo, alterando sus componentes minerales y afectando la capacidad de las plantas de frijol para absorber ciertos nutrientes. La mayoría de las plantas crecen mejor en suelos con un pH neutral, a pesar de que los frijoles prefieren un poco de acidez. A medida que cambia la química del suelo, el pH del agua afecta la disponibilidad de nutrientes vitales que la planta puede absorber, así como la actividad de los organismos en el suelo. Un pH óptimo varía ligeramente entre los tipos de plantas, pero es generalmente cerca de 7. Antes de plantar un jardín, utiliza un medidor de pH para determinar si el agua de riego debe modificarse para garantizar un pH óptimo del suelo.

pH bajo

El agua con un pH extremadamente bajo (ácido) puede limitar el crecimiento y el desarrollo dek frijol. En un estudio de la Oregon State University en 1981, los científicos simularon una lluvia ácida mediante la irrigación de las plantas con agua a un pH de 3,1. Ellos encontraron que el agua ácida disminuyó el número de semillas y vainas en las plantas de judía pinta. Los científicos observaron que la semilla de soja y el peso total aumentó al recibir agua con un pH de 3,1, pero el peso total de la soja disminuyó a un pH de 2,5. En un estudio publicado por "Plant Physiology" en 1991, un pH por debajo de 4,0 detuvo el crecimiento de las raíces de las habas, lo que sugiere que los niveles de pH muy ácidos son perjudiciales para el desarrollo de las plantas de frijol.

pH alto

El agua que tiene un pH alto (alcalino) puede causar deficiencias minerales que dañan a las plantas de frijol. El agua alcalina eleva lentamente el pH del suelo y hace que sea difícil para los granos poder absorber ciertos nutrientes esenciales. Las habas son especialmente susceptibles a deficiencias de zinc, que resultan cuando el pH sube por encima de 7,5. La deficiencia de zinc a menudo se ve en el frijol blanco y crea un amarillamiento y la muerte del tejido foliar entre las venas. Todo ello puede conducir a un retraso en el crecimiento y al crecimiento de las hojas. El agua alcalina también puede hacer que sea difícil para los granos para absorber el hierro, el manganeso y boro, que son esenciales para el crecimiento. La deficiencia de hierro, por ejemplo, hace que las plantas se atrofien y tengan un follaje amarillento. Otro problema con el agua alcalina es que a menudo contiene bicarbonatos y carbonatos en exceso, lo cual puede reducir el contenido de calcio y hacer que sea difícil el crecimiento de las semillas.

Prueba y ajuste de los niveles de pH

Para determinar el pH del agua de riego, utiliza un juego de prueba de pH mediante la colocación de una tira de prueba en un vaso de agua limpia. El agua del grifo tiende a ser algo alcalina, pero generalmente no a niveles dañinos. Ajusta los niveles de pH del agua mediante la adición de ácido sulfúrico (para disminuir el pH) o cal (para aumentar el pH). Los frijoles crecen mejor en agua que es ligeramente ácida o neutra.

Puedes contrarrestar los niveles de pH en el agua mediante la adición de modificaciones directamente en el suelo. Aumenta el pH de los suelos por debajo de 5,5 con cal, dolomita o fosfato. Acidifica los suelos alcalinos con sulfato de hierro o musgo ácido sphagnum. Algunos fertilizantes nitrogenados que lentamente acidifican el suelo incluyen el sulfato de amonio o la urea.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles