Pico febril en los niños

Escrito por melody hughes | Traducido por nuria banus
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Pico febril en los niños
La temperatura que sube de repente puede resultar en convulsiones febriles en los niños. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

La fiebre está definida como la temperatura del cuerpo más alta que la temperatura normal. La temperatura promedio del cuerpo es de 98,6 grados F (37 grados C). La temperatura que sube de repente puede resultar en convulsiones febriles en los niños. Las convulsiones febriles pueden atemorizar a los padres, pero en la mayoría de los casos los niños se recuperan bien de las convulsiones rápidamente y sin efectos duraderos.

Otras personas están leyendo

Relevancia

La fiebre es una indicación de que algo está mal en el cuerpo de los niños. La fiebre puede estar causada por una infección viral o bacterial. Los niños pueden también desarrollar fiebre como resultado de una alergia o de una exposición prolongada al sol.

Tipos

Los padres deben preocuparse sobre cualquier temperatura, sin embargo, hay diferentes tipos de fiebre. Las temperaturas entre 99,8 y 100,8 (37,6 y 38,2 grados C) son consideradas fiebres de baja temperatura y generalmente se pueden cuidar en casa. Las temperaturas entre los 101 y 102 grados F (38,3 y 38,8 grados C) son consideradas fiebres leves y necesitan cuidados médicos si persisten por varios días. Las temperaturas entre los 102 y 103 grados (38,8 y 39,4 grados C) son consideradas fiebres moderadas y generalmente requieren una cita con el doctor. Las temperaturas de 104 grados f (40 grados C) y más altas son consideradas fiebres altas y deben ser tratadas con cuidados médicos de emergencia.

Efectos

Los síntomas que pueden acompañar a la fiebre incluyen enrojecimiento facial, piel caliente al tacto, vómitos constipación, falta de apetito y una disminución en la micción. Si piensas que tu hijo luce muy enfermo o letárgico, una visita al doctor está justificada aún si la temperatura real sólo es leve o moderada.

Consideraciones

La temperatura que sube o se incrementa de repente puede causar convulsiones febriles. Los síntomas de una convulsión febril incluyen convulsiones, dificultades para respirar y la pérdida del conocimiento. También, los ojos de los niños pueden darse vuelta durante una convulsión febril. Estas convulsiones deben ser reportadas a un doctor.

Tratamiento

La fiebre puede tratarse con analgésicos o antipiréticos de venta libre. Sigue las instrucciones del paquete cuando le des la medicina a los niños. Las dosis están basadas típicamente en la edad o el peso de los niños. Las fiebres altas deben ser evaluadas por un doctor.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles