Cómo trabajar con la piedra ónix

Escrito por sam kellenberg | Traducido por paula santa cruz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo trabajar con la piedra ónix
El ónix es una de las piedras negras usadas en joyería, junto con otros ejemplos incluyendo el ágata y la hematita. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

El ónix (también llamado ágata cebra) es un tipo de cuarzo que normalmente presenta bandas rectas paralelas y pigmentos blancos. En algunos casos, las variedades totalmente negras son llamadas ágatas negras. Históricamente usado en anillos de sello, hoy en día se usa comúnmente en camafeos, tallas e inclusiones en joyas. El ónix es una piedra bastante común y normalmente se encuentra en los depósitos de cuarzo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Torno
  • Escofina
  • Papel de lija
  • Cincel
  • Cera en pasta
  • Protección ocular
  • Respirador

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Selecciona tu trozo de ónix. Este debe ser varias pulgadas más grande en todas las dimensiones del objeto que deseas producir. Colócala en un torno para mantenerla quieta durante el proceso del trabajo. Dependiendo del tamaño de la pieza, pueden ser necesarios diferentes tamaños de tornos.

  2. 2

    Usa un equipo protector apropiado. Este debería incluir un respirador, anteojos o gafas de protección y guantes gruesos. Algunas piedras pueden contener asbestos o sílice, los que se pueden liberar durante el serrado, el cincelado y el amolado y pueden ser dañinos si se inhalan. Las gafas protegerán su rostro de virutas y fragmentos, y los guantes gruesos protegerán sus manos de cortes y pinchazos.

  3. 3

    Talla un boceto rústico de la forma que deseas con puntas de acero y cincel, los extremos de los cuales se golpean con mazas. Las herramientas punzantes son utilizadas para definir la forma de base, mientras que los cinceles dentados son utilizados para definir las curvas. Usa pequeños cinceles rectos cuando comiences a definir los detalles.

  4. 4

    Define los detalles posteriores con herramientas progresivamente más pequeñas y abrasivos (como las herramientas Dremmel, escofinas y lijas) para alisar los bordes y lograr una superficie pulida.

  5. 5

    Pule la pieza, si lo deseas, con una lija de grano fino (progresando hasta un grano 600) y luego usando cera en pasta. La pieza terminada estará entonces lista para ser montada sobre una joya o ser exhibida.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles