Sobre los piercing de nariz con cadeneta hasta la oreja

Escrito por ryn gargulinski | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Sobre los piercing de nariz con cadeneta hasta la oreja
(Illustration by Ryn Gargulinski)

No quieres tener un piercing de nariz que sea aburrido ni estás satisfecho con pendientes comunes o cadenetas simples. Pero si utilizas estas tres cosas al mismo tiempo, puedes tener un "look" genial que deslumbrará a todos. Los piercing de nariz con cadeneta hasta la oreja han sido utilizados en muchas culturas desde hace años, sobre todo en India, pero aún no son moda en los Estados Unidos; así que tómalo que todavía es nuevo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Prepara tus piercings. Si quieres conseguir este "look", necesitarás un piercing para tu nariz y otro para el lóbulo de tu oreja. Debes asegurarte que los dos estén en excelente estado y libres de infecciones. Toma una cuerda pequeña y mide con ella la distancia entre el piercing de tu nariz y el de tu oreja; para esto ten en cuenta que la cadena debe formar un delicado arco en su recorrido, por lo que no tiene que estar tirante ni hundirse sobre tu mejilla. Mide la cuerda y así tendrás el largo que necesitarás para la cadeneta. Si quieres, el piercing de tu oreja puede estar más arriba que el lóbulo, pero de esa forma la cadeneta pasaría muy cerca de tus ojos y eso sería al menos muy molesto.

  2. 2

    Elige tu estilo. Ten en cuenta que este tipo de alhaja llamará mucho la atención. Lo mejor es que sea lo más sutil posible hasta que ganes en confianza. Podrías incluir en la cadeneta un par de pendientes simples dorados o plateados. Si ya estás muy decidida y realmente no te importa lo que puedan decir los demás al ver tu nueva alhaja, elige el estilo que más te guste y se ajuste a tu personalidad. Puedes encontrar ejemplos en tiendas de piercings o en Internet (ver la sección "Recursos" debajo).

  3. 3

    Ajusta el largo de la cadeneta, si es necesario. Sostén los extremos cerca de los piercings para ver la curva que hace. Si es muy larga, utiliza un alicate para retirar algunas cadenas y así lograr el largo deseado. Si por el contrario la cadeneta es muy corta, utiliza el alicate para abrir el conector más cercano a la oreja y luego agrégale algunos aros.

  4. 4

    Colócate la alhaja. Asegúrate de que la cadeneta cuelgue plana, sin que se retuerza, sin nudos y sin enredos. Con mucho cuidado, colócate los piercings y ajústalos.

  5. 5

    Mantén la cadeneta libre de ningún objeto que pueda engancharse y tirar de ella. Practica usarla en tu casa para que te acostumbres a ella.

  6. 6

    Úsala con orgullo, pero con sensatez. Sabes bien que las personas van a mirarte. Asegúrate de que tu nivel de confianza sea alto antes de salir a la calle y dejar que la gente te mire. Ya que es un adorno único que llama mucho la atención, ten cuidado de no usarlo donde te pueda jugar en contra, como en una entrevista de trabajo en una empresa de inversiones o en un templo.

Consejos y advertencias

  • Quítate la cadeneta antes de ir a la cama para que no se enganche con tu almohada. También quítala cuando te duches, juegues al fútbol u otro deporte (o usa una máscara). La cadeneta debe ser lo último que te coloques cuando te vistas y lo primero que te saques después, para que no se enganche con tu ropa.
  • Si utilizas otras alhajas, deben ser pequeñas y combinar con la cadeneta. Recuerda que esta pieza es tu mayor expresión; no la opaques con distracciones.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles