Cómo pintar tu cabello de rojo con jugo de tomate

Escrito por jessica taylor | Traducido por gabriela nungaray
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo pintar tu cabello de rojo con jugo de tomate
(Jupiterimages/Pixland/Getty Images)

Si quieres teñirte de rojo con productos verdes, es decir con productos naturales y sin químicos dañinos opta por una solución de frutos rojos con jugo de tomate. Aunque los tomates no tienen los mismos elementos para teñir que contienen los tintes normales, una salpicada de jugo puede abrillantar el cabello rojo u ofrecer un sutil tono a base de tomate en mechones claros. Si tienes el cabello oscuro, lo siento, probablemente no verás ningún cambio. Aún así ¿por qué no intentarlo? Incluso si no ves ningún cambio en el color tu cabello recibirá un agradable baño de tomate cortesía de la madre naturaleza.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Champú aclarador
  • Taza
  • Tazón
  • Envoltura de plástico
  • Gorro de baño
  • Pañuelos desechables
  • Toalla

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cómo teñir tu cabello de rojo con jugo de tomate

  1. 1

    Lava tus mechones con champú aclarador para limpiarlos profundamente. Un champú aclarador ayudará a eliminar la acumulación de suciedad permitiendo que el jugo de tomate acceda directamente a tus folículos. No es necesario que lo hagas, pero ayudará al proceso.

  2. 2

    Pon un tazón grande en el lavabo de tu baño, cocina o bañera. Coloca en el piso a tu alcance todo lo que necesitas, la taza, envoltura de plástico, gorro de baño y pañuelos desechables para limpiar las gotas. Este truco puede hacer un desorden y no querrás ir goteando jugo de tomate por tu casa para agarrar un gorro de baño en el último minuto. Una vez que has establecido tu estación para el jugo de tomate abre la lata y suspende tu cabeza sobre el tazón, entonces tan sólo viértela en tu cabello.

  3. 3

    Masajea tus mechones untados en tomate lo suficiente para que el jugo entre en todas las grietas y rincones de tu melena, manteniendo tu cabeza suspendida en el tazón para que recoja las gotas que caigan. Entonces sumerge la taza en el tazón para recoger otra ronda de jugo y darle a tus mechones otro baño. Sigue sumergiendo la taza y vertiendo jugo en tus mechones, mientras más viertas, mejor. Haz esto unas 15 veces y asegúrate de que tu pelo este suficientemente cubierto de tomate.

  4. 4

    Gentilmente exprime el exceso de jugo, junta tu cabello en la parte superior de tu cabeza y envúelvelo en plástico. Una vez que lo selles ponte un gorro de baño para tener protección extra para prevenir el goteo.

  5. 5

    Dale al jugo de tomate y a tu pelo tiempo para conocerse. Intenta aguantar por al menos 15 minutos o más. Ten algunos pañuelos desechables a tu lado para limpiar alguna gota que se escape de tu fortaleza de envolturas de plástico. Si gotea demasiado envuelve una toalla vieja. Cuando estés lista enjuaga tu cabello sin utilizar champú.

Consejos y advertencias

  • Probablemente no verás resultados inmediatos la primera vez, pero continúa aplicándote este truco alrededor de una vez por semana y comenzarás a ver un cambio progresivamente.
  • Una vez más, esto puede ser muy desordenado, ponte ropa vieja y aléjate de las alfombras.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles