Cómo pintar una cara de Santa Claus

Escrito por zoe van-de-velde | Traducido por natalia navarro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo pintar una cara de Santa Claus
Las caras de Santa Claus son bastante simples de pintar. (Maria Papadopoulos/Demand Media)

Pintar una cara de Santa Claus es algo bastante simple de conseguir con un poco de paciencia, cuidado y habilidad. Puedes usar cualquier tipo de pintura: de póster, óleo, acrílica o acuarela. Tu pintura de la cara de Santa Claus se puede usar en una tarjeta de navidad; puedes hacer múltiples copias de una fotocopia a color o escanearla en tu computadora e imprimir. Podrías usarla como parte de tu decoración navideña o laminarla, cortarla y colgarla en tu puerta frontal.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Pintura roja
  • Pintura blanca
  • Pintura negra
  • Pintura naranja
  • Tablero viejo o caballete
  • Tabla de mezclar
  • Olla de agua
  • Pinceles (diferentes tamaños)
  • Papel o lienzo
  • Cinta adhesiva

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Usando la pintura negra

  1. 1

    Establece tus colores de pintura, el tablero de mezcla (puede ser un viejo trozo de madera o un tablero que no uses, o simplemente envases de yogurt de plástico) y agua. Pon tu papel y lienzo de modo que esté frente a ti en un soporte o sólo en un trozo de tablero viejo o madera. Usa cinta adhesiva para mantener el papel o el lienzo en su sitio. Coloca tu papel o lienzo en una orientación de "retrato".

  2. 2

    Remoja la punta de un pincel fino en la pintura negra. Ve directamente al centro de la página y haz dos puntos pequeños como con 1/4 de pulgada (0,6 cm) de separación. Serán los agujeros de la nariz de Santa.

  3. 3

    Pon un poco más de pintura negra en el pincel y en un lado de cada agujero de la nariz, haciendo una forma de semicírculo, pintando hacia dentro (hacia el agujero); esto será el lado de la nariz de Santa.

  4. 4

    Remoja el pincel de nuevo en la pintura negra, y como a 1/2 pulgada (1,2 cm) debajo de los agujeros, dibuja una línea negra y cúrvala hacia arriba ligeramente en ambos extremos. La línea será la boca de Santa. Puedes hacerla de unas 2 pulgadas (5 cm) de largo.

  5. 5

    Remoja tu pincel de nuevo en la pintura negra. Sube por encima de la nariz y, como a 1 pulgada (2,5 cm) a un lado, haz una forma de ojo. Pinta una línea curva ligeramente hacia arriba como de 1 pulgada (2,5 cm) de largo y después una curva ligeramente hacia abajo como de 1 pulgada (2,5 cm) por encima de tu primera línea, de modo que se encuentren los extremos. En medio de tu ojo, pinta un punto negro (la pupila de Santa) y después un semicírculo mirando hacia el punto en cada lado de él, para crear la forma de su iris. Repite este paso en el otro lado de la cara.

    Usando pintura blanca

  1. 1

    Remoja un pincel de tamaño mediano con pintura blanca. Ve al punto en medio de los agujeros de la nariz de Santa y haz una línea curva hacia abajo y ligeramente hacia fuera de cada lado de la cara. Este será el bigote de Santa. Con trazos amplios de tu pincel, añade líneas ligeramente unas sobre otras, evitando pintar sobre la boca. El bigote debería ser más espeso y con capas en ambos lados.

  2. 2

    Añade más pintura blanca a tu pincel y, como 1/2 pulgada (1,2 cm) bajo la línea de la boca, empieza a hacer líneas hacia abajo con tu pintura. Esta será la barba. Lo larga que la hagas es cosa tuya, pero necesitas hacerla hasta el borde externo del bigote. Sigue haciendo líneas ligeramente onduladas hacia abajo, con capas para dar la apariencia de espesor.

  3. 3

    Ve como 1/2 pulgada (1,2 cm) por encima de cada ojo y pinta líneas ligeramente curvas blancas, hacia abajo, un poco más largas que cada ojo. Estas serán las cejas de Santa. Pon las líneas a capas, para hacerlas más gruesas.

  4. 4

    Añade más pintura blanca a tu pincel, y como 1/2 pulgada (1,2 cm) por encima de las cejas, empieza a mojar tu pincel, haciendo muchos pequeños puntos en línea recta a través de la cabeza de Santa. La línea debería terminar justo pasado el borde de cada ceja. Este es el borde del gorro de Santa. Haz el borde como de 1 pulgada (2,5 cm) de grosor. Repasa toda la banda con puntos blancos; esto debería dar el efecto de pelaje.

  5. 5

    Rellena cualquier hueco en el lado de la cabeza de Santa con trazos hacia abajo de pintura blanca para hacer el pelo. Deberías poder ver la forma de su cabeza y el pelo, la barba y las cejas completas.

    Usar la pintura roja

  1. 1

    Remoja un pincel de tamaño mediano en la pintura roja. Pinta una línea yendo diagonalmente hacia dentro desde el borde superior de cada lado de la banda blanca en la cabeza de Santa. Esto será el resto de su gorro. Pinta las líneas como de unas 3 pulgadas (7,5 cm) de largo y después pinta una línea yendo a través para unirlas. Rellena suavemente este perfil con pintura roja.

  2. 2

    Remoja un pincel fino en la pintura roja. Repasa la línea negra que pintaste como una boca. Pinta desde el borde del lado izquierdo, por encima de la línea, una forma de lazo de una boca. Bajo la línea, ve de izquierda a derecha, haciendo una línea roja de pintura ligeramente curva. Con trazos cortos verticales, pinta la boca por encima y por debajo de la línea negra.

  3. 3

    Pon un poco más de pintura roja en tu pincel y pinta ligeramente dos círculos, uno en cada lado de la cara de Santa. Estas son sus mejillas rosadas. No te preocupes si parecen demasiado brillantes; siempre puedes suavizarlas con un poco de pintura blanca más adelante.

    Mezcla de color

  1. 1

    Mezcla en tu tablero un poco de pintura roja, como tres gotas de blanca, y unas dos gotas de pintura naranja. Estás intentando crear un color de piel, de modo que si prefieres que sea más clara, añade un poco más de blanco. Si quieres que sea más oscura, añade un poco más de rojo. Para un color melocotón, añade más naranja.

  2. 2

    Empieza a pintar suavemente con pequeños brochazos todas las áreas de su piel, usando un pincel fino; en su frente, alrededor de los ojos (no dentro de ellos), sus mejillas y en cualquier sitio alrededor de la boca que sea visible. Por el momento, parecerá que no tiene nariz. No te preocupes, haremos una forma de nariz en el siguiente paso.

  3. 3

    Añade un poco más de blanco a tu color de piel, de modo que sea algo más clara. Pon algo en tu pincel fino, y desde los ojos de Santa justo por encima del centro de los dos agujeros de la nariz, haciendo brochazos largos y finos para dar la impresión de su nariz. En el lado de cada agujeros, haz un semicírculo yendo hacia el agujero, con el mismo color. Santa debería tener una nariz ahora.

  4. 4

    Usa el mismo color para hacer un par de trazos justo por encima de cada ojo. Esto hará que destaquen un poco mejor.

  5. 5

    Mezcla juntos un chorro de naranja con un par de gotas de negro; esto debería hacer un color marrón para los ojos de Santa. Con un pincel fino, empezando desde la pupila, ve en círculo con trazos rectos al borde del iris que pintaste antes. Haz esto para ambos ojos. Si las mejillas parecen demasiado rojas, simplemente pon un poco más de pintura blanca en la punta de tu pincel fino y suavemente, en círculos, mezcla un poco de blanco en ellas.

Consejos y advertencias

  • El tipo de pintura que uses dará diferentes resultados. Por ejemplo, los óleos harán capas y darán un acabado con más textura, mientras que las acuarelas pueden ser muy claras.
  • Experimenta con la mezcla de color hasta conseguir el color que realmente quieras poner en el lienzo.
  • Espera hasta que la pintura esté completamente seca antes de hacer cualquier cosa con tu pintura.
  • No dejes que los niños pequeños usen óleos o pinturas acrílicas, ya que causan irritación de la piel y los ojos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles