Cómo pintar una habitación en blanco y negro como un tablero de ajedrez

Escrito por mackenzie wright | Traducido por xochitl gutierrez cervantes
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo pintar una habitación en blanco y negro como un tablero de ajedrez
Sigue estos pasos para crear un tablero de ajedrez en tu habitación.

Las paredes o pisos en blanco y negro como un damero es un diseño interesante y clásico que va muy bien con toques de color audaces. Si bien puede parecer una tarea de enormes proporciones, en realidad es bastante fácil de hacer; sólo necesitas un poco de tiempo y paciencia, así como de una cuidadosa preparación. Sigue estos pasos para crear un diseño de tablero de ajedrez en tu habitación.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Pintura
  • Una línea de tiza
  • Un nivel
  • Un lápiz o una tiza
  • Cinta de pintor
  • Rodillos y brochas
  • Un cúter o navaja de afeitar

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Prepara la superficie que vas a pintar, si ésta lo necesita. Quizás debas quitar la pintura vieja, rellenar agujeros con masilla y después lijar la zona para que quede lisa. Una vez que la superficie esté lista, utiliza un buen imprimador para que la pintura se deslice con suavidad y de manera uniforme. Deja secar el imprimador 24 horas.

  2. 2

    Primero pinta de blanco toda la superficie. De esta forma sólo tendrás que pintar los cuadrados negros. Esto será mucho más fácil y te tomará menos tiempo que si intentas pintar de blanco cada cuadrado también. Espera a que la pintura se seque por lo menos 24 horas para no dañar la superficie cuando empieces a trazar las líneas para los cuadros negros.

  3. 3

    Decide el tamaño de los cuadrados de tu tablero. Toma las medidas en un borde de la pared o del piso con una vara medidora y marca con lápiz o tiza los intervalos. Por ejemplo, si quieres un cuadrado de 12 pulgadas (30 cm), coloca una marca cada 12 pulgadas. Tu última marca, la más cercana al borde, probablemente será más corta que las otras, por lo que lo ideal es que esté en la zona que menos se vea.

  4. 4

    Busca a uno o dos amigos que te ayuden con la línea de tiza. Si no tienes quien te ayude, puedes colocar un clavo en la pared donde quieres sostener la línea de tiza. Sin embargo, el problema con esto es que tendrás que rellenar los agujeros y prepararlos para pintar después de haber trazado las líneas. Esto puede tomar más tiempo, así que lo mejor es encontrar un amigo.

  5. 5

    Prepara la línea de tiza según las instrucciones del envase. Una persona debe ir a la zona con las marcas que separaste y sujetar el extremo de la línea de tiza en esa primera marca. La segunda persona debe desenrollarla e ir hasta la pared de enfrente.

  6. 6

    Utiliza un nivel para asegurarte de que la línea esté recta si estás trazando líneas en la pared. Utiliza la vara para medir para ver si la línea está recta, en caso de estar marcándolas en el suelo. Empelando las mismas técnicas que usaste para delinear esas marcas, mide la distancia que hay hasta la primera marca de la pared opuesta; de esta manera, te asegurarás que la línea que atraviesa la habitación quede exactamente paralela a la de la pared.

  7. 7

    Con cada persona sosteniendo la línea de tiza tensa, tira de la misma un poco hacia atrás y suéltala para que vuelva abruptamente. Al hacerlo, se creará una línea de tiza en la pared o en el piso. Continúa con este procedimiento hasta que hayas marcado todas las líneas en una dirección.

  8. 8

    Usando el mismo método, empieza a hacer líneas en la dirección opuesta y cruza las primera . Cuando hayas terminado, tu tablero de ajedrez estará listo para que lo pintes.

  9. 9

    Decide qué cuadrados de la primera fila serán blancos y utiliza cinta de pintor en el interior de las líneas de los cuatro lados de los mismos. Asegúrate de que la cinta quede alineada y recta contra la línea. Observa que las esquinas se formen correctamente.

  10. 10

    Utiliza la cinta en los cuadrados de la siguiente fila, los cuales se ubicarán de forma diagonal a los de la primera fila. Continúa con este procedimiento hasta que todos los cuadrados blancos queden revestidos con cinta para protegerlos.

  11. 11

    Pinta de negro los cuadrados sin cinta utilizando un rodillo o, si son pequeños, usa un pincel. Continúa pintando hasta que termines todos los cuadrados negros. Deja que la primera capa se seque y aplica una segunda capa si lo deseas, para asegurarte de que el negro se vea agradable y oscuro.

  12. 12

    Utiliza un cúter o una navaja de afeitar para despegar la cinta de las líneas. Esto evitará que la cinta pele la pintura cuando la quites, por lo que éste es un paso importante. Despega la cinta de pintor y tírala.

  13. 13

    Usa un pincel pequeño y algunos restos de pintura para corregir las líneas que quedaron imperfectas o perfilar bien las esquinas.

Consejos y advertencias

  • Si estás pintando el piso, procura no quedar atrapado en una esquina. Empieza a pintar la habitación en el extremo opuesto a la puerta y trabaja hacia la salida.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles