Cómo pintar una habitación oscura

Escrito por deborah stephenson | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo pintar una habitación oscura
Pinta tu habitación para crear un buen ambiente. (James Woodson/Digital Vision/Getty Images)

Todo el mundo tiene al menos una habitación de la casa que parece oscura y triste, sin importar qué clima esté haciendo afuera. A lo mejor tiene muy pocas ventanas o demasiado pequeñas, o simplemente necesita un retoque rápido para animarla un poco. Pintar una habitación no es la única solución para hacerla más luminosa y más brillante, pero hará maravillas para darle un ambiente que te hará sentir bien cuando la uses.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Folletos y muestras de pinturas de colores
  • Una cubeta
  • Un cepillo de fregar
  • Unos trapos viejos
  • Periódicos
  • Lonas o láminas de plástico
  • Cinta adhesiva
  • Pintura
  • Pintura en espuma de 2 pulgadas (5,08 cm) o cepillos de cerdas
  • Un rodillo para pintar y una bandeja
  • Una espátula de plástico

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mira en los folletos y las muestras de pintura para elegir los colores adecuados. Verifica también las fuentes en línea, por ejemplo, Sherwin Williams tiene un "visor" de colores interactivo que puedes utilizar para decidir tu esquema de colores. Aclara las habitaciones oscuras con un color blanco o tonos pastel, o si prefieres colores más profundos, las pinturas que contienen tonos amarillos pueden aclararlas.

  2. 2

    Prepara las superficies que van a ser pintadas. Limpia las paredes con un cubo de agua ligeramente jabonosa y unos trapos viejos - un cepillo es de gran ayuda para las molduras o las superficies rugosas. Enjuaga con agua limpia y deja que el aire las seque. Coloca cinta adhesiva a las molduras, adornos y vidrio para evitar manchas accidentales con la pintura. Cubre las áreas más grandes con periódico o plástico y colócale cinta adhesiva alrededor de los bordes.

  3. 3

    Cubre los muebles y los pisos con lonas o láminas de plástico.

  4. 4

    Primero pinta el techo: empieza con un pincel de 2 pulgadas (5 cm) para pintar los bordes exteriores, y llena el espacio interior utilizando un rodillo de espuma. Aplica la pintura siguiendo un patrón "ventilador", entrecruzándola y superponiéndola sobre la marcha para evitar la creación de rayas evidentes. Una pintura brillante o semibrillante en este lugar te ayudará a reflejar la luz hacia abajo.

  5. 5

    Sigue las instrucciones del envase para los tiempos de secado y en los procedimientos para sucesivas capas.

  6. 6

    A continuación, pinta las paredes, así como en el techo, haciendo los bordes primero y después las secciones interiores. Aplica colores pálidos sobre las paredes —especialmente desde el nivel alto de las ventanas— dejando los tonos más profundos para las zonas más bajas y zócalos. Deja que se seque y aplica sucesivas capas si fuera necesario.

  7. 7

    Quita la cinta adhesiva después de que las paredes estén completamente secas. Limpia cualquier exceso de pintura accidental con una espátula de plástico o con un papel de lija fino.

  8. 8

    Cubre los paneles de las ventanas, los equipos y los pomos de las puertas con cinta adhesiva.

  9. 9

    Usa un cepillo de 2 pulgadas (5 cm) para pintar los bordes de las ventanas, molduras y rodapiés. Deja que se seque, y luego quita toda la cinta adhesiva y haz una limpieza como antes. Retoca con la pintura sobrante de las latas, si fuera necesario.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles