Cómo pintar metal con una pistola de aire

Escrito por arthur barnhouse | Traducido por martín giovana
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo pintar metal con una pistola de aire
Usa una pistola de aire para dar al metal un acabado suave y parejo. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Pintar el metal de la manera convencional, con una brocha o rodillo, a menudo resulta ser una tarea problemática. Esto es porque los pinceles y rodillos dejan rayas en el metal y/o transfieren demasiada pintura. Puedes evitar este problema y hacer la tarea mucho más sencilla usando una pistola de aire, también conocida como una pistola de pulverización HVLP (por sus siglas en inglés). La pistola de aire es capaz de almacenar gran cantidad de pintura que se aplica entonces por medio de la presión de aire. El aire atomiza efectivamente la pintura, extendiéndola suavemente a través de la superficie.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Papel de lija
  • Cinta de enmascarar, si se necesita
  • Pistola de aire
  • Imprimador
  • Afinador de pintura
  • Pintura
  • Trozo de madera o metal viejo
  • Guantes
  • Respirador
  • Protección para ojos

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Prepara el metal que vas a pintar. Este debe estar limpio, sin ningún tipo de suciedad o residuos de cera. Si es necesario, repasa sobre el metal con papel de lija. El tipo de papel de lija que utilices dependerá de la textura del metal. Un metal extremadamente áspero, picado u oxidadas debe lijarse a fondo. Usa un papel de lija de grano fino para terminar el metal y darle una superficie lisa y uniforme. Después de que hayas terminado, aplica cinta de enmascarar en cualquier área que no deseas pintar.

  2. 2

    Mueve todos los suministros, incluyendo el metal, pistola de aire y la pintura, a un área de trabajo limpia. Una cabina de pintura es preferible para este trabajo. Si no tienes acceso a una cabina de pintura, tu área de trabajo debe estar limpia. Una caseta de obra o en el garaje debería ser suficiente. Cualquiera que sea el área que elijas debe estar cerrada para que no hay partículas que puedan volar sobre la superficie de metal mientras estás pintando. Si utilizas un cobertizo de trabajo o en el garaje, quita cualquier cosa que no quieras pulverizar accidentalmente con pintura, como un automóvil, herramientas o cortadora de césped.

  3. 3

    Conecta la pistola de aire HVLP al compresor de aire. La manguera de aire debe estar bien conectada al compresor y la pistola de aire. Antes de comenzar a pintar, colócate tu equipo de protección, incluyendo un respirador, gafas protectoras y guantes.

  4. 4

    Llena el recipiente de la pistola de aire con imprimación. Enciende el compresor y ajusta la configuración de tu pistola. Rocía en un patrón de prueba en un pedazo de madera vieja o un pedazo de chatarra. Mantén la pistola de pulverización de 1 a 8 pulgadas (2,5 a 20 cm) de la superficie. Trata de pulverizar a diferentes distancias para ver cuál da los mejores resultados. Examina el patrón de prueba y vuelve a ajustar la pistola de pulverización según sea necesario.

  5. 5

    Sostén la pistola perpendicular al metal y aprieta el gatillo. Sostén la pistola en la distancia que dio los mejores resultados en su objeto de prueba. Rocía en todo el metal a un ritmo aún. Suelta el gatillo justo después de ir por encima del borde del metal. Vuelve atrás y empieza el segundo paso de la misma manera. Coloca el pulverizador de forma que el patrón de pulverización se superponga a la primera pasada por más o menos 50%.

  6. 6

    Continúa hasta que hayas cubierto totalmente el metal con imprimación. Deja que la imprimación se seque. Lija la superficie una vez más si hay alguna zona rugosa. También limpia la superficie para eliminar los residuos.

  7. 7

    Limpia el recipiente con disolvente de pintura para eliminar cualquier rastro de imprimación dejado atrás. También añade un poco más solvente al envase y rocía través de la pistola hasta que salga limpio. Esto quitará cualquier imprimación que se quede atrás en la boquilla.

  8. 8

    Llena el recipiente de la pistola con la pintura que has elegido para el metal. Asegúrate de que la pintura sea aceptable para su uso en el metal. Rocía un patrón de prueba en la pieza de madera o de metal de desecho. Vuelve a ajustar la configuración según sea necesario. Aplica la pintura con la misma técnica que usaste cuando se aplicó la imprimación.

Consejos y advertencias

  • Usa un respirador y ropa protectora cuando utilices una pistola de aire para aplicar la imprimación o pintura.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles