Cómo pintar paredes falsas de castillo

Escrito por shiromi nassreen | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo pintar paredes falsas de castillo
Imagen cortesía de custompaintedmurals.com

Las paredes de castillo de imitación son una forma divertida de decorar la habitación de un niño o de añadir un toque medieval a la sala de estar de un amante de la historia. Todo el proceso dura sólo unas pocas horas, en el curso de un par de días y es una técnica sorprendentemente fácil de aprender que da resultados impresionantes.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Pintura para la base gris o café medio
  • Un cuarto de pintura gris o café oscuro
  • Un cuarto de pintura gris o café claro
  • Tiza
  • Una bolsa de compras
  • Una broca de 1 a 2 pulgadas (2,5 a 5 cm)
  • Rodillos
  • Cinta adhesiva
  • Trapos

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Prepara la pared. Parcha todo agujero visible. Usa cinta adhesiva para ocultar los bordes de la placa base, los bordes del techo, los bordes de las ventanas y otros bordes que no quieras pintar. Además, no te olvides de poner trapos para proteger a las plantas. Pinta la capa base de color marrón o gris y déjela secar completamente antes de seguir adelante.

  2. 2

    Usa tiza para dibujar las piedras de los muros del castillo. Utiliza una plantilla, tal como un trozo de cartón de manera que las piedras sean relativamente uniformes en tamaño. Las piedras deben ser aproximadamente de forma rectangular, pero sin esquinas agudas. A pesar de que quieres que sean similares, las piedras deben variar ligeramente en tamaño y forma, para crear ese efecto de piedra natural. Deja un espacio de ancho de un dedo entre cada uno de las "piedras". Este espacio es para la lechada de imitación. Recuerda dar siempre un paso atrás y mirar el panorama general. No quieres que las piedras de imitación se vean demasiado uniformes o idénticas.

  3. 3

    Usa pintura de colores claros para crear reflejos imitando la piedra natural. Usa una brocha de una o dos pulgadas (2,5 a 5 cm) de ancho y pinta con el color claro dentro de la piedra de imitación. No pretendes que la piedra esté completamente llena del color claro. En su lugar, deseas un garabato en bruto, en la parte superior y el centro de la plaza.

  4. 4

    Usa pintura de color oscuro para crear sombras. Aplica la pintura oscura con el mismo bosquejo en la parte de abajo y los costados de la piedra. También añade algunas gotas de pintura oscura hacia abajo en el centro de la piedra.

  5. 5

    Usa plástico arrugado para texturizar la pared. Toma una pequeña bola de plástico, como una bolsa de plástico y golpéala con fuerza contra la piedra falsa para crear una textura. Usa la pintura base de color medio para hacer correcciones si la piedra es demasiado clara o demasiado oscura.

  6. 6

    Usa el color base, retoca cualquier parte de la lechada falsa que recibió textura. Añade cualquier toque de último minuto. Permite que la pintura se seque, luego saca las marcas de tiza con un paño mojado. Ahora tienes una pared de castillo falsa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles