Cómo pintar la piel de un gato

Escrito por kay baxter | Traducido por verónica sánchez fang
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo pintar la piel de un gato
Usa una fotografía de un gato de calidad para pintarla. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

Para pintar con realismo la piel de un gato, tienes que pensar y pintar en capas. Poco a poco acumular las capas de pintura y sombras añadirá profundidad y la ilusión de suavidad a la piel de gato que se está pintando. Al bloquear o pintar con los colores y las sombras en primer lugar, le darás a tu gato terminado la apariencia realista de la piel de gato. Práctica nuevas técnicas de pintura en trozos de papel hasta que te sientas cómodo, y siempre usa pinceles de alta calidad para artistas.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un pincel 10.0
  • Diluyente de pintura o agua limpia

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Dibuja el gato que estás pintando sobre un lienzo o un pedazo de papel de acuarela. Dibuja sólo los detalles de gran tamaño (como los ojos, hocico, etc.) y dibuja en donde los colores cambian y se convierten en sombras y resaltan.

  2. 2

    Bloquea o pinta la primera capa de color sobre el dibujo. Comienza con los colores más oscuros primero, ya que esto establecerá tus sombras y profundidad. Que cada capa se seque por completo antes de añadir la siguiente capa de color.

  3. 3

    Pinta en segundo plano y deja que la pintura se seque completamente. Una vez que se han pintado todas las capas de sombras, luces y fondo, se puede proceder a la pintura en la piel de gato.

  4. 4

    Diluye el color de la piel de gato a la consistencia de tinta con agua o diluyente de pintura.

  5. 5

    Sumerge el pincel delineador 10,0 en la pintura diluida y gíralo al sacarlo. Esto evitará que el pincel gotee.

  6. 6

    Forma las finas líneas del pelo del gato con el pincel delineador cargado. Siempre pinta en la dirección en la que el pelo crece. Comienza con los colores más oscuros primero y los suaves al último. No tienes que pintar cada cabello. Sólo pinta varios pelos de gato finos en colores que vayan desde lo oscuro a lo claro, da la ilusión de mucha más piel.

Consejos y advertencias

  • Limpia el pincel con frecuencia mientras pinta para evitar endurecimiento.
  • Usa un diluyente de pintura en lugar de agua para borrar fácilmente los errores.
  • Usa trazos rápidos y largos cuando pintes los bigotes de gato.
  • Intenta girar la pintura hacia arriba cuando pintes la piel de gato. Esto hace que enfoques la pintura por completo y hacer que tu cerebro se enfoque en los detalles.
  • Pinta los colores claros al final y detalles tales como los bigotes de los gatos al último.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles