Pasatiempos

Pintar platos de cerámica para principiantes

Escrito por darlena cunha | Traducido por paulina illanes amenábar
Pintar platos de cerámica para principiantes

Puedes personalizar tus platos en sólo unas cuantas horas.

Goodshoot/Goodshoot/Getty Images

Los platos de cerámica pintados a mano pueden ser adorables recuerdos de fiesta personalizados o lindos recuerdos familiares y no tienes que ser un artista profesional para pintar diseños simples, fotos o letras. Los platos servirán como una pieza de conversación también, ya que los huéspedes querrán saber cómo pueden hacer los suyos propios.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Lápiz
  • Pintura de esmalte
  • Pinceles de varios tamaños
  • Plumas de pintura
  • Horno

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lava y seca tus placas. Déjalos secar al aire por al menos una hora antes de comenzar tu trabajo. Una vez secos, bosqueja tus diseños directamente sobre los platos con un lápiz. Podrías elegir hacer un patrón abstracto, centrar una imagen de una cara o animal, o simplemente utilizar caligrafía para deletrear el nombre de alguien. Los bocetos deben ser sólo contornos. El trabajo detallado en esta etapa será esfuerzo desperdiciado.

  2. 2

    Rellena tus diseños con pintura de esmalte. Comienza desde el centro, utilizando algunos de tus pinceles más grandes. Mientras avanzas por la silueta del lápiz, cambia a un pincel más delicado para mantenerte dentro de tus líneas. La pintura puede parecer irregular sobre la primera capa, pero una vez seca esta capa, repásala. La segunda capa debe resolver cualquier problema de agrupamiento o decoloración.

  3. 3

    Detalla tu trabajo principal con plumas de la pintura, repasando las líneas finas y delineando sus diseños. También puedes agregar características pequeñas en esta etapa, como las semillas de una manzana o los ojos de un gato. Querrás el control adicional de la pluma de pintura para asegurarte de que tus líneas sean constantes y parejas, pero no las utilices para rellenar espacio porque tarda demasiado y las plumas no tienen suficiente pintura para ser utilizadas de esa manera.

  4. 4

    Coce los platos en un horno de 350 grados durante al menos 30 minutos para endurecer la pintura y hacerla permanente. Después de la cocción, los platos deben estar listos para su uso y se pueden poner en el lavavajillas con seguridad. No abras el horno mientras los cueces, porque los humos de la pintura pueden quemar los ojos. A los 30 minutos, apaga el horno y deja los platos allí enfriándose. Retíralos aproximadamente una hora más tarde.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media