Cómo pintar un refrigerador oxidado

Escrito por daniella lauren | Traducido por nicolás arellano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo pintar un refrigerador oxidado
Antes de pintarlo, quita el óxido del refrigerador. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Una cocina limpia y brillante es la característica distintiva de un hogar limpio. Si un refrigerador oxidado hace que tu cocina se vea sucia y deslucida, puedes sencillamente remover el óxido y volver a pintar con algunos elementos y un poco de tiempo. Comienza retirando los alimentos del refrigerador y desconéctalo. Una vez hecho esto, ya está listo para que lo limpies y pintes.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Agua con jabón neutro
  • Balde
  • Esponja
  • Toallas
  • Lija de grano fino
  • Cinta de enmascarar
  • Algo para cubrir
  • Pintura de esmalte brilloso
  • Bandeja para pintura
  • Rodillo
  • Pincel pequeño

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Limpia el refrigerador con una esponja y agua con jabón neutro. Remueve la mugre y los residuos que pudieron haberse acumulado con el tiempo.

  2. 2

    Seca el refrigerador con toallas.

  3. 3

    Friega toda la superficie del refrigerador con la lija y presta especial atención a las zonas oxidadas. Lija hasta que la vieja pintura brillosa se vea mate. Al hacer esto, quitas el herrumbre y haces que la pintura se adhiera a la superficie de una mejor manera.

  4. 4

    Limpia el refrigerador con una esponja húmeda a fin de quitar todas las partículas de óxido. Seca con una toalla.

  5. 5

    Tapa las juntas o cualquier otra parte que no deseas pintar con la cinta de enmascarar.

  6. 6

    Coloca el refrigerador sobre algo que sirva para cubrir para impedir que cualquier derrame de pintura manche algún elemento de tu casa.

  7. 7

    Vierte el esmalte en la bandeja y pasa la pintura sobre el refrigerador con el rodillo. Procura que las pinceladas sean parejas y que se forme una capa uniforme. Deja que la pintura se seque durante toda la noche y aplica una segunda mano si es necesario.

  8. 8

    Utiliza el pincel para llegar a los lugares más pequeños o difíciles, como pueden ser entre la puerta y la parte principal del refrigerador, que es donde el rodillo no puede entrar.

  9. 9

    Retira la cinta de enmascarar con cuidado y deséchala.

Consejos y advertencias

  • Pinta los refrigeradores más pequeños con pintura de esmalte brilloso con un pulverizador. Aunque este método lleva menos tiempo y preparación, procura que la zona donde apliques la pintura esté bien ventilada.
  • También puedes utilizar una pasta de vinagre y bicarbonato para ayudarte a eliminar las manchas de óxido del refrigerador.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles