Cómo pintar retratos realistas

Escrito por andrew dewitt | Traducido por alejo beltzer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo pintar retratos realistas
Aprende a pintar retratos realistas.

Inmortalizar a alguien en un retrato pintado es una manera maravillosa de mostrarle a esa persona lo mucho que te preocupas por ella. En el mundo actual de la fotografía digital y las computadoras, los retratos pintados son una rareza muy especial. Debido a esto, es un regalo único darle a alguien que amas un cuadro pintado de sí mismo. Si bien este proyecto en realidad es bastante difícil, tomándote el tiempo necesario y prestando atención a las formas y los colores que tiene la persona que vas a retratar, te darás cuenta de que la pintura de retratos puede ser una tarea muy gratificante.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Lienzo
  • Pinturas al óleo o acrílico
  • Pinceles
  • Modelo o fotografía de la persona para dibujar

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Dibuja un bosquejo de la persona para retratar en tu lienzo utilizando un lápiz blando o carbón. Elabora las líneas básicas para el rostro con un óvalo. Agrega una "T" en el centro de estas líneas. Dibuja los ojos con dos óvalos pequeños en la línea horizontal de la "T". Agrega las cejas al retrato con dos pequeñas líneas curvas por encima de los ojos. Crea la línea para la nariz haciendo línea que siga la curva de la parte inferior de la nariz de la persona retratada. Agrega los labios con dos líneas curvas por debajo de la nariz. Asegúrate de que todas estas líneas coinciden con las proporciones de la persona retratada.

  2. 2

    Agrega los detalles al dibujo en el lienzo agregando las pupilas y el iris de los ojos con semicírculos dentro de las líneas hechas para los ojos. Agrega las fosas nasales a la nariz, dibuja las cejas bien gruesas con una línea paralela a través de la zona de las cejas y dibuja la línea del cabello de la persona retratada en la zona de la frente.

  3. 3

    Pinta el lienzo con una fina capa de pintura de color oscuro como rojo o marrón. Esto hará que se muestre toda la línea de trabajo y permitirá luego darle una riqueza de colores y matices a la cara. Para comenzar, pinta los tonos de la piel y el cabello con los colores básicos de la persona retratada. Coloca esta pintura por encima de tu línea de trabajo.

  4. 4

    Agrega destaques a la nariz, las mejillas, la frente y la barbilla con una mezcla de tonos de piel blanca y con una pequeña cantidad de color azul. Nuevamente debes tener en cuenta las tonalidades de la piel de la persona retratada. Si la persona tiene la piel oscura, no deberás que usar colores muy claros para los aspectos más destacados. Agrega sombras mezclando un pote de color siena tostado con un pote de diluyente de pintura y aplícalos alrededor de los ojos, debajo de la nariz, bajo el labio inferior y en la barbilla. Ten en cuenta la posición de la fuente de luz en tu retrato al agregar las sombras. Por ejemplo, si la luz viene desde arriba, las sombras se deberán aplicar a los fondos de las formas. Si la fuente de luz está a la izquierda de la persona retratada, las sombras aparecerán en el lado derecho de las características de la cara.

  5. 5

    Agrega más destaques a las mejillas y los labios con pintura roja. Diluye la pintura roja mezclando un pote de pintura con dos potes de diluyente. Esto te permitirá agregar un sutil enrojecimiento a las mejillas, los labios y la punta de la nariz. La sangre se junta naturalmente en estas zonas y por lo tanto se deben hacer notar con reflejos rojos muy sutiles. Pinta la parte blanca de los ojos con un color blancuzco, ya que los ojos blancos bien crudo no existen en el mundo natural. Agrega color al iris de cada ojo haciendo que coincida con los de tu persona retratada. El iris debe ser más oscuro cerca de las esquinas superiores de los ojos ya que hay más sombra en esa zona.

Consejos y advertencias

  • Si te basas en el retrato en una fotografía, asegúrate de que la imagen sea grande y sea bien detallada para que se pueda obtener todas las formas y los colores correctos.
  • Si estás utilizando pinturas acrílicas, disuélvelas con agua en lugar de disolventes de pintura.
  • Trabaja con la pintura mientras todavía esté húmeda para asegurarte de que todo combina a la perfección de manera uniforme.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles