Cómo pintar las ruedas de una bicicleta

Escrito por carmen laboy | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo pintar las ruedas de una bicicleta
Pinta tus ruedas con colores salvajes que muestren tu personalidad. (mountain bike tire macro image by laurent dambies from Fotolia.com)

Las bicicletas retro se están convirtiendo en productos básicos y populares en muchas partes de Estados Unidos. El mantenimiento de esas bicicletas viejas y descuidadas puede ser un proyecto gratificante y sencillo para un principiante. Crear un aspecto nuevo para una bicicleta es un proyecto relativamente rápido y fácil para aquellos que quieren emplear una manera simple para hacer que su bicicleta se vea mejor.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Pintura en aerosol para metales (hay un número de diferentes marcas disponibles)
  • Una manguera de agua (o una manguera de presión)
  • Desengrasante
  • Un papel de lija o una esponja áspera
  • Cinta de pintor
  • Una máscara apropiada para la pintura y las partículas de óxido
  • Gafas de protección
  • Un destornillador o llave dependiendo de tu bicicleta
  • Un periódico viejo
  • Laca
  • Una brocha
  • Espacio bien ventilado, preferiblemente al aire libre

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Preparación para el trabajo

  1. 1

    Hay una serie de cosas que debes hacer antes de comenzar a pintar las ruedas. Retira las ruedas del encuadre de la bicicleta utilizando el destornillador o una llave, dependiendo de tu bicicleta. Debes comprobar y asegurarte de que tienes la herramienta adecuada antes de comenzar. Una vez que hayas quitado la rueda, decide si quieres dejar la llanta o no. La pintura puede dañar tus neumáticos o hacerlos más deslizantes, así que pregunta en la tienda de bicicletas por aquellas sugerencias específicas para tus neumáticos. En este punto, quita todas las partes de las ruedas que no son parte del bastidor de la rueda en sí, tales como los ejes. Si no estás seguro de cómo se monta la bicicleta, toma fotos de cada paso de manera que puedas poner de nuevo todas las piezas juntas después.

  2. 2

    Ponte una máscara antes de lijar. Usa papel de lija (o un compuesto químico) para eliminar cualquier óxido del encuadre. También lija la pintura astillada o dañada hasta que tengas una superficie lisa y uniforme. En este momento es posible que necesites usar un desengrasante para remover el aceite o un acumulador de lubricante. Recuerda revisar después de limpiar la acumulación y lija el óxido o la pintura si es necesario.

  3. 3

    Utiliza una manguera para rociar las ruedas limpias. Retira cualquier residuo como suciedad, telarañas, moho, desengrasante y todo lo que veas. La superficie debe estar lisa y limpia antes de pintarla o la pintura no se adherirá uniformemente. Permite que las ruedas se sequen al colocarlas sobre un periódico, preferiblemente en un lugar al aire libre y luminoso. Un lugar ventoso la secará pero puede arrojar escombros de nuevo en ella, por lo tanto, si es posible, déjala que se seque al sol. Una vez que las ruedas estén secas, es el momento de iniciar el proceso de pintura.

    Pintura

  1. 1

    Coloca una capa de periódico debajo de tus ruedas. Si has decidido dejar las llantas pero no quieres pintarlas, debes utilizar la cinta de pintor para cubrirlas donde los neumáticos se encuentran con el metal de las ruedas.

  2. 2

    Antes de comenzar, ponte la máscara y las gafas protectoras. Sosteniendo la lata firmemente y dirigida a un ángulo de 45 grados a unas 18 pulgadas (45,72 cm) por encima de las ruedas, comienza a rociar y mover el brazo constantemente de un lado a otro. Si rocías directamente en las ruedas, la pintura no se adherirá tan bien ni se verá atractiva. Una vez que hayas pasado la pintura completamente a través de toda la rueda y si se ve distribuida uniformemente y "bonita", puedes continuar con el siguiente paso. Si te parece que necesita más capas de pintura, permite que se seque y repite el proceso de pintura. Es posible que tengas que repetir este proceso varias veces si estás sosteniendo la lata de pintura en aerosol muy lejos; intenta rociarla desde un poco más cerca la próxima vez. Cuando el color se vea bien y la rueda esté seca, pasa a la siguiente etapa.

  3. 3

    Algunas personas no realizan este paso, pero es útil si vives en una zona muy húmeda o muy árida que haga que la pintura se agriete u oxide. Después de que las ruedas estén completamente secas, usa una laca. La laca debe ser puesta en una brocha no-sintética. Cubre uniformemente toda la rueda en una fina capa de laca, prestando especial atención a las combinaciones y los puntos que cubrirán con los lubricantes. La laca puede tardar mucho tiempo en secarse, pero no te apresures. Si está húmeda (incluyendo debajo de la superficie) ésta se adherirá a las otras partes de la bicicleta cuando las pongas de nuevo juntas.

Consejos y advertencias

  • Asegúrate de que no haya viento si estás pintando el exterior.
  • Puedes trabajar en ambas ruedas a la vez.
  • Cuando hayan terminado de secarse, dale la vuelta para pintar el otro lado.
  • El tiempo de secado puede variar dependiendo de la marca de pintura en aerosol que estés usando, así que lee la lata y añade 3 horas sólo para asegurarte de que esté bien seca.
  • El tiempo húmedo afectará a la rapidez con que se seca la pintura, así que escoge un día seco o prepárate a esperar más tiempo para el secado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles