Cómo pintar unas sillas viejas de la cocina

Escrito por kelly nuttall | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo pintar unas sillas viejas de la cocina

Las sillas de la cocina reciben una paliza, sobre todo en un hogar donde hay niños. El costo por reemplazarlas puede ser alto. Si quieres un look nuevo y fresco para las sillas de la cocina, pero no puedes permitirte el lujo de obtener unas nuevas, pinta las que ya tienes. Es fácil y rentable. Así que si tienes un fin de semana libre, entonces todo lo que necesitas ahora son los suministros adecuados y un poco de orientación para ayudarte a empezar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Pintura interior de látex
  • Base
  • Poliuretano a base de aceite
  • Pasta de madera
  • Papel de lija 220
  • Almohadilla de pulido
  • Cepillos de espuma de 2 y 3 pulgadas (5,08 y 7,61 cm)
  • Paño antiestático
  • Plástico de pintor
  • Agua caliente
  • Jabonera
  • Esponja

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cómo pintar unas sillas viejas de la cocina

  1. 1

    Establece una mesa de trabajo en un área que esté bien ventilada. Coloca un plástico de pintor en la parte superior de la mesa de trabajo para protegerla de la pintura. También puedes colocar el plástico en un piso de superficie dura, si no tienes una mesa de trabajo.

  2. 2

    Lava las sillas a fondo con agua tibia y jabón antes de comenzar el proceso de acabado. Esto es muy importante para que la suciedad y cualquier alimento pegado a la silla no afecte el look de tu pintura una vez que se haya secado. Las sustancias, como un jarabe, en realidad pueden hacer que la pintura no se seque. Permite que las sillas se sequen por completo.

  3. 3

    Rellena todos los fragmentos o agujeros con masilla para madera. Pega y aprieta cualquier pata y cualquier eje suelto.

  4. 4

    Lija la silla con un papel de lija de grano 220. La idea de este lijado no es para eliminar el acabado que ya tienen las sillas, sino sólo rasparlas de manera que la imprimación y la pintura se adhieran mejor. Seca las sillas limpias con un paño antiestático.

  5. 5

    Aplica la base con un cepillo de espuma de 2 pulgadas (5,08 cm). Aplica la base en la dirección del grano de tus sillas. Déjalas secar y curar durante 4 horas.

  6. 6

    Aplica la primera capa de pintura. Déjala secar durante 4 horas o hasta que la pintura esté totalmente seca al tacto. Pule las sillas después de que la primera capa de pintura esté seca. Sécalas con un paño antiestático. Aplica una segunda capa de pintura. Déjala secar durante 4 horas o hasta que esté totalmente seca al tacto. Pule las sillas de nuevo y sécalas totalmente con un trapo antiestático. Aplica una tercera capa de pintura si es necesario. La mayoría de las pinturas claras, especialmente blancas, requerirán más capas que las pinturas de color oscuro. Si todavía puedes ver un toque de la vieja mancha o del acabado que sobresale, aplica otra capa. Permite que la pintura se seque por completo.

  7. 7

    Aplica una capa ligera de poliuretano con base de aceite con un pincel de espuma de 2 pulgadas (5,08 cm). Observa el poliuretano con cuidado para ver si gotea hasta que comience a espesar. Permite que el poliuretano se seque durante 12 a 24 horas, dependiendo de las condiciones meteorológicas. El poliuretano requerirá más tiempo para secarse cuando la humedad es alta. Aplica una segunda capa de poliuretano. Deja secar durante 12 a 24 horas.

Consejos y advertencias

  • Para un lugar de trabajo, un sótano sin terminar o un garaje son buenas opciones.
  • Ten en cuenta que la temperatura debe mantenerse siempre en torno a 60 grados F (15,55º C) para que la pintura se seque.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles