Cómo hacer una pintura con lápices de colores

Escrito por rod kuster | Traducido por xochitl gutierrez cervantes
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer una pintura con lápices de colores
El juego de lápices de colores cuenta con varios tonos para pintar. (Thinkstock Images/Comstock/Getty Images)

Con lápices de colores puedes hacer un boceto simple a un nivel de realismo total. Los mismos principios que se utilizan en el dibujo a lápiz se aplican con los lápices de colores. La aplicación cuidadosa del color mejora la verdadera apariencia de un objeto tal como lo vemos con nuestros ojos; es decir, se ve a todo color. Una manera de aprender a dibujar con estos lápices es hacer el dibujo simple de un objeto en forma de naturaleza muerta, por ejemplo el de una manzana.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Lápiz
  • Lápices de colores
  • Papel dibujo
  • Goma de borrar
  • Tela de gamuza
  • Imagen de referencia

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Delimita el área del dibujo en un espacio bien iluminado, colocado frente a ti una manzana real o una imagen de ella sobre una mesa. Elige una manzana que tenga muchos matices para que puedas experimentar con los diferentes colores que tienes a tu disposición. Observa que la luz siempre proceda de la misma dirección durante todo el proceso; de lo contrario esto afectaría la composición de las sombras y las luces de la manzana.

  2. 2

    Haz un dibujo de la manzana con un lápiz normal de grafito. Dibuja una línea horizontal detrás de la fruta para establecer el límite de la mesa frente a la pared. Ten en cuenta que dicha línea puede desaparecer detrás de la manzana. Continúa dibujando detalladamente a la manzana, observando los niveles de las curvas en las diferentes áreas del color de la piel.

  3. 3

    Define todas las regiones con un color diferente trazando sus contornos. Busca manchas verdes, rojas y amarillas. Describe los aspectos más destacados de la manzana, así como las sombras o zonas oscuras. Utiliza las líneas de luz para delinear estas áreas. Observa bien a la manzana o su imagen para definir las áreas especificas lo más exacto posible.

  4. 4

    Aplica un color verde oscuro en la zona más oscura de la manzana. Ten en referencia la referencia que se establece entre el grado de oscuridad o el de claridad. Amplía el área verde con un verde más claro. Preserva toda la luz y dibuja alrededor de ella. Los colores más oscuros se harán preponderantes a un lado de la manzana si la luz llega de lado.

  5. 5

    Completa el dibujo de la manzana, agregando rojo y amarillo en algunas áreas. Contrasta constantemente tu pintura con la manzana real para verificar si la imagen contiene dichos colores y de esa forma. Aplica los diferentes tonos de color que tienes a tu disposición para crear un efecto gradual de cada uno.

  6. 6

    Mezcla los colores tallando suavemente cada uno con un pedazo de tela de gamuza. Frota haciendo movimientos circulares para producir un efecto realista y un cambio de color. Usa un pedazo de gamuza diferente para cada color mientras trabajas las diferentes regiones y para mantener los colores intactos. Continúa así hasta que la imagen se vea como la manzana real.

  7. 7

    Termina el dibujo coloreando el fondo detrás de la manzana y la superficie donde se encuentra. Dibuja las sombras con marrón oscuro, gris o negro, dependiendo de la fuerza de la sombra. Pinta las sombras de la pared y mesa de forma realista con una mezcla de colores y tallando con la gamuza.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles