Cómo hacer una pizza gruesa

Escrito por amy lukavics | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer una pizza gruesa
(Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images)

Si se te antoja una pizza gruesa, abundante, el tipo de receta que estás buscando es sin duda una de masa gruesa. Este tipo de pizza es una legendaria versión que se originó en Chicago. Cuenta con una corteza mucho más gruesa que la media y se cocina al horno en un molde profundo. Si te gustaría hacerla para ti, utiliza un plato para hornear de vidrio para cocinar la masa hasta obtener un acabado perfecto.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 1 1/2 paquetes de levadura activa seca
  • 1/2 taza de agua tibia
  • Un bol
  • 1 cda. de azúcar
  • 3 1/2 tazas de harina
  • 1 cdta. de sal
  • 1/2 taza de harina de maíz
  • 1/4 taza de aceite de oliva
  • Un bol grande para mezclar
  • Una toalla de papel
  • Un molde de vidrio para horno de 9 pulgadas
  • Rodajas de mozzarella
  • Cubiertas a gusto
  • Salsa para pizza a gusto
  • Queso parmesano

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mezcla 1 1/2 paquetes de levadura seca activa con 1/2 taza de agua tibia en un bol y revuelve. Resérvalo para que la levadura pueda activarse mientras mezclas los otros ingredientes.

  2. 2

    Combina 1 cda. de azúcar, 3 1/2 tazas de harina, 1 cdta. de sal y 1/2 taza de harina de maíz en un bol grande. Una vez que la preparación esté bien mezclada, agrega el agua con levadura junto con 1/4 taza de aceite de oliva y otra 1/2 taza de agua tibia. Mezcla bien la masa.

  3. 3

    Espolvorea harina sobre la mesada y coloca la masa encima. Amásala durante 5 minutos. Esto es cuando tiras de la mitad inferior de la masa y la giras sobre sí misma, utilizando la parte inferior de la palma de tu mano para presionar con fuerza y así formar una bola de nuevo.

  4. 4

    Limpia tu bol de mezcla. Frota el interior de éste con un poco de aceite de oliva, coloca la masa ya amasada en él y coloca una toalla de papel húmeda sobre el bol. Deja la masa crecer durante 1 hora o hasta que el tamaño de ésta se haya duplicado.

  5. 5

    Usa tu puño para golpear la masa expandida suavemente hasta que se desinfle. Déjala crecer durante otros 30 minutos.

  6. 6

    Precalienta el horno a 450 grados Fahrenheit. Unta el interior de un molde para horno de 9 pulgadas con aceite de oliva.

  7. 7

    Coloca la masa en él y usa tus manos para expandirla a fin de que llene el molde de esquina a esquina.

  8. 8

    Pon una capa gruesa de rebanadas de queso mozzarella por la masa, seguido por una gruesa capa de las cubiertas a gusto. Los que quedan especialmente bien con este tipo de pizza son las salchichas italianas, los pepperoni, los pimientos cortados en rodajas finas, la cebolla cortada en rodajas finas, las aceitunas en rodajas, los tomates en rodajas o la carne picada.

  9. 9

    Vierte suficiente salsa para pizza sobre las cubiertas para cubrirlas, pero no las hagas desaparecer. Ajusta el nivel de la salsa a tu gusto para que coincida con tus gustos personales. Cubre la parte superior de la pizza con una ligera capa de queso parmesano.

  10. 10

    Coloca la pizza en el horno y cocínala durante 35 minutos o hasta que la corteza esté de un marrón dorado y la salsa burbujee.

  11. 11

    Déjala descansar durante 10 minutos antes de cortarla en porciones.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles