Plagas comunes de insectos del árbol de laurel

Escrito por sara john | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Plagas comunes de insectos del árbol de laurel
Un número de plagas de insectos podrían afectar al laurel. (Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images)

El laurel (Laurus nobilis) es una planta de hierba resistente que sirve como decoración popular en climas templados y cálidos. Además de crecer en el exterior, se puede cultivar en un invernadero a temperaturas más frías. Partes de las plantas, especialmente las hojas, se utilizan para condimentar alimentos, mientras que el aceite se utiliza en la terapia de masaje y es un tratamiento común para las erupciones de hiedra venenosa. Una vez establecido, el árbol es muy resistente, aunque es susceptible a algunos insectos y plagas.

Otras personas están leyendo

Chupón del laurel

El chupón de laurel, también llamado piojo de planta saltador, es bastante común entre los árboles de laurel. Si no se controla, el chupón, que se alimenta de savia, destruirá el follaje y podría matar a un árbol. Un síntoma inicial de infestación es el amarillamiento de las hojas y un engrosamiento del tejido de la hoja. Cuando los chupones comiencen a multiplicarse, las hojas se pondrá marrones antes de caer. Los productores deben buscar un insecto marrón pálido de unos dos milímetros de tamaño. Para controlar los insectos, que prosperarán en el suelo antes de pasar a la planta, es importante eliminar las hojas y los tallos infectados y quemarlos. Esto reducirá la posibilidad de tener más infección o que los chinches pasen a otras plantas. El resto de la planta, especialmente el envés de las hojas, se debe rociar con un jabón insecticida. Las infestaciones más graves pueden tratarse con tiacloprid, que funciona bien contra el chupón del laurel.

Escalar

Hay aproximadamente 8.000 especies de bichos escala, plagas que generalmente miden entre un octavo y un cuarto de pulgada (0,3 y 0,6 centímetros) en tamaño y tienden a concentrarse juntos en las hojas y ramitas. Debido a su diversidad y tamaño pequeño, puede resultar difícil identificarlos. Los chinches podrían tener cuerpos suaves o blindados y puede ser negros, marrones, amarillos o blancos. Como el chupón del laurel, la escala madura las hojas abiertas y come el líquido interior, creando agujeros feos, pero los chinches no son generalmente fatales si se controlan. Los productores pueden luchar contra el problema mediante la introducción de enemigos naturales, las mariquitas son las favoritas o una buena dosis de jabón insecticida también puede funcionar. Un número de pesticidas, incluyendo venenos y reguladores del crecimiento de insectos se encuentran disponibles para tratar el problema.

Áfidos

Los áfidos son plagas de jardín comunes que se encuentran en casi todas las regiones del país. Se alimentan de la mayoría de tipos de plantas y más de 4.000 especies causan una defoliación rápida y con el tiempo la muerte de la planta. Son visibles a simple vista y sus colores, incluyendo verde, amarillo, negro y rojo cambian dependiendo de la especie de la planta que se coma. Los productores pueden controlar las poblaciones de áfido mediante la introducción de depredadores naturales, incluyendo mariquitas, avispas o crisopas, o rociando las plantas infectadas con un jabón insecticida o insecticida. Para evitar problemas, los productores deben eliminar las malas hierbas, hojas y otros desechos, ya que estos proporcionan un escondite.

Escarabajos y barrenadores

Los escarabajos marrones, incluyendo el escarabajo asiático de jardín, están entre las plagas más comunes de árboles de laurel. Los chinches tiene aproximadamente la mitad de una pulgada (1,27 centímetros) de largo y son de color marrón oscuro. Estas plagas tienden a vivir en ramitas y crean agujeros antiestéticos al alimentarse de las hojas. También hacen que las hojas se marchiten y se vuelvan de color marrón. La severidad del daño puede variar dependiendo de la especie específica, pero puede resultar fatal si no se trata. Un número de especies de barrenador también es perjudiciales para el laurel. Suelen perforar un nuevo crecimiento, causando la muerte. El tamaño y la coloración de los barrenadores variará dependiendo de la especie, aunque los productores deben retirar las ramas y los tallos afectados tan pronto como se conviertan en un problema evidente. Los jabones insecticidas son raramente efectivos y la mayoría de los pesticidas no matará a los escarabajos o barrenadores en todas las etapas de la vida, por lo que puede requerirse una pulverización dirigida.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles