Hogar

Plaguicidasno tóxicos caseros para plantas de tomate

Escrito por jamie conrad | Traducido por andrea galdames
 Plaguicidasno tóxicos caseros para plantas de tomate

Cultiva tomates sanos usando pesticidas no tóxicos.

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

El cultivo de tomates requiere algo más que plantar y regar. Los tomates deben ser protegidos de las plagas del aire y suelo que atacan el follaje y los frutos de las plantas de tomate, causando graves daños. Si se deja sin tratar, estas plagas destruirán tus plantas. Los pesticidas químicos son eficaces, pero pueden ser caros y peligrosos. Los pesticidas caseros, elaborados con productos naturales e ingredientes no tóxicos, ahorran dinero y son más seguros para las personas y el jardín.

Otras personas están leyendo

Polvos

Espolvorear tu jardín con un plaguicida no tóxico elimina y previene las plagas como pulgones, escarabajos, ácaros, moscas y sus larvas. Aplica el polvo a los tomates una vez por semana o cada dos semanas, dependiendo de la severidad de la infección. Utiliza sustancias como bicarbonato de sodio, bórax, polvo de ajo o cualquier pimiento picante en polvo. Los sabores y texturas de estas sustancias son poco atractivas para las plagas de plantas de tomate y seguras para los seres humanos o animales, aunque tóxico para los insectos. Una ventaja adicional al utilizar polvo de pimiento picante es que también se repelen plagas grandes, como aves, roedores e incluso gatos a los que les gusta cavar en los jardines.

Líquidos atomizados

Usa líquidos atomizados en tu jardín para erradicar por completo las plagas y prevenir las infecciones severas. Elabora los líquidos a partir de ingredientes conocidos para repeler plagas, tales como aceites vegetales, suero de leche, vinagre y peróxido de hidrógeno. Puedes añadir ajo o pimiento picante en polvo para aumentar su eficacia. Siempre prueba cada líquido que elabores sobre unas cuantas hojas de una planta de tomate antes de rociar la planta entera.

El té de compost, o té de estiércol, es ideal para el control de plagas. Se elaboran reposando compost o estiércol en agua durante varias semanas, luego se diluye dicha mezcla con más agua. El producto resultante se vierte sobre las plantas de tomate para eliminar plagas, tales como patógenos que causan enfermedades, ácaros, áfidos y trips. La ventaja de utilizar estos tés es que proporcionan a los tomates un tratamiento de control de plagas, a la vez que les da una dosis semanal de fertilizante, escribe Deborah Schneebelli-Morrell en su libro "Los cultivos orgánicos en potes".

Jabones

Los jabones insecticidas son eficaces contra numerosas plagas de jardín, especialmente ácaros, pulgones, áfidos y cochinillas. Cuando se vierte sobre las plantas de tomate, los jabones sofocan las plagas y matan a sus huevos y larvas en las plantas y en el suelo. Además, estos jabones no tienen ningún efecto adverso sobre las propias plantas y son seguros para los seres humanos y animales. Cualquier jabón no tóxico natural funciona para este propósito, al igual que el jabón líquido para platos.

Plantas de compañía

Este repelente casero para plagas no sólo controla los insectos, sino que añade un detalle visual al jardín y mejora los tomates. Las maravillas, cuando se plantan alrededor de los tomates, repelen ácaros, pulgones e insectos voladores. Los bulbos de ajo plantados alrededor de los tomates ahuyentan las plagas en el suelo, así como en las plantas y mejoran el sabor de los tomates. La albahaca plantada cerca de los tomates repele plagas de aire y mejora el sabor y el color de los tomates.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media