Plan de clases sobre los cinco sentidos para preescolares

Escrito por katie tonarely | Traducido por lourdes villaseñor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Plan de clases sobre los cinco sentidos para preescolares
Permite que los niños sientan metiendo las manos a una tina de espaguetis. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Los estudiantes preescolares usan sus cinco sentidos para explorar el mundo que les rodea y aprender cosas nuevas. Ayuda a los estudiantes a aprender sobre la vista, el oído, el tacto, el gusto y el olfato con una serie de actividades relacionadas con la alimentación y la cocina. Cada actividad pondrá de relieve cómo se perciben los alimentos utilizando parte o la totalidad de los cinco sentidos.

Otras personas están leyendo

Vista

Prepara varias bolsas de papel con un alimento diferente en cada una. Venda los ojos de los niños, y haz que utilicen cualquiera de sus sentidos, excepto la vista para determinar lo que es cada uno de los alimentos. Pregúntales cómo su sentido de la vista les beneficia durante todo el día.

Ondas de sonido

Los niños pueden aprender sobre las vibraciones del sonido al hablar en un tubo de arroz. Haz uno para cada alumno, usando un pedazo de tubo curvo de PVC. Corta un pedazo de globo, y asegúralo a uno de los extremos del tubo con una liga. Entrégale a cada estudiante uno de los tubos, y ayúdalo a ponerle unos granos de arroz. Cuando los estudiantes hablen en los tubos, el arroz va a saltar y tocará el globo. Entre más rápido y más fuerte hablen, más brincará el arroz contra el globo. Ver el movimiento del arroz puede ayudar a entender cómo funcionan las ondas sonoras.

Tacto

Los estudiantes pueden explorar su sentido del tacto en la cocina también. Cocina una gran olla de espagueti y permite a los estudiantes frotarse las manos en él para sentir la textura fibrosa. Si hacen esto con los ojos cerrados, será más fácil para ellos concentrarse en su sentido del tacto.

Gusto

Prepara muestras de varios sabores básicos, como dulce, salado, menta, etcétera. Venda los ojos de los niños y haz que degusten los diferentes sabores, los describan y traten de averiguar cuáles son los alimentos que están comiendo.

Olfato

Pon gotas de extractos de sabores en una serie de pequeñas botellas o frascos. Utiliza aromas con los que los niños estén familiarizados, como naranja y menta. Haz que huelan los contenedores y traten de adivinar lo que están oliendo. Los niños no tienen que tener los ojos vendados durante este ejercicio, ya que no habrá pistas visuales presentes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles