Plan dietario para comer cada 2 horas

Escrito por tara kimball | Traducido por elizabeth funes
Plan dietario para comer cada 2 horas
Las comidas pequeñas a lo largo del día previenen que el azúcar esté bajo, que es lo que causa los antojos. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

Comer cada 2 horas es una forma ideal de mantener tu metabolismo en funcionamiento, mantener tu nivel de azúcar estable y evitar comer de más. Comiendo porciones pequeñas cada dos horas evitas el hambre excesivo, lo que te puede hacer elegir erróneamente comida chatarra y bocadillos innecesarios. Selecciona los componentes de tus comida adecuadamente para lograr un beneficio nutricional mayor.

Desayuno

Empieza tu mañana con un desayuno bien balanceado que incluya proteínas, frutas y vegetales. Añade carbohidratos con granos enteros. Un desayuno típico puede incluir un omelette pequeño hecho con clara de huevo con una variedad de vegetales y queso bajo en grasas combinado con rodajas de fruta fresca, o media taza de yogur bajo en grasas con fresas frescas. Incluye una o dos rebanadas de tostadas integrales con un banquete sano para el corazón para completar la comida. La clave es mantener tu desayuno ligero y nutritivo.

Almuerzo

Haz un emparedado bajo en sodio, con fiambre magro, untable ligero y vegetales en pan integral o una envoltura baja en carbohidratos. Acompáñalo con una pequeña ensalada y un vaso de jugo de frutas. Para la ensalada elige aderezos bajos en grasa. Alternativamente, el emparedado puede ser reemplazado por una sopa baja en sodio y galletas de granos integrales. Una ensalada de pasta ligera o algún plato similar es otra buena opción.

Cena

La cena debe contener un poco de proteína magra, como pechuga de pollo deshuesada y sin piel, carne magra de cerdo o un trozo de salmón rico en omega-3. Llena tu plato de la cena con una variedad de frutas y vegetales. Añade arroz integral, camote asado o frijoles como acompañamiento.

Bocadillos

Dos horas después de cada comida prepara un refrigerio ligero. Cada uno debe contener una pequeña cantidad de proteínas, como una porción de requesón, nueces o queso bajo en grasas. Añade rodajas de manzanas frescas y algunos palitos de apio y pan de pita multigrano o galletas integrales para obtener un plato equilibrado. Los sorbetes de frutas y el postre helado de fresa son meriendas ideales que satisfacen tu gusto por lo dulce.

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles