Cómo planchar con almidón casero

Escrito por hillary marshall Google | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo planchar con almidón casero
Planchar. (Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images)

Usar un rociador cuando planchas tu ropa facilita el proceso y hace que tu ropa luzca limpia y con consistencia. El almidón casero es barato, natural y funciona tan bien como el que se vende en el mercado. Además, cuando lo preparas, puedes decidir cuán fuerte quieres que sea modificando la fórmula. Y lo mejor de todo es que probablemente ya tengas los ingredientes que necesites para preparar el almidón casero en tu hogar.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 2 tazas de agua caliente
  • 1 cucharada de maicena
  • 1 cucharadita de maicena (opcional)
  • Un atomizador
  • Una plancha
  • Una tabla de planchar

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mezcla dos tazas de agua caliente con 1 cucharada de maicena en un recipiente atomizador. Agítalo hasta que se disuelva por completo la maicena en el agua. Si te gusta la ropa más dura, o necesitas un almidón pesado para los cuellos y los puños agrega 1 cucharadita más de maicena a tu fórmula.

  2. 2

    Enciende la plancha y colócala en la posición de calor correspondiente a la prenda con la que vas a trabajar.

  3. 3

    Da vuelta la prenda. Colócala sobre la tabla de planchar de manera tal que el área a planchar quede plana. Mientras planchas, volverás a posicionar la prenda hasta que la planches por completo.

  4. 4

    Agita bien el atomizador antes de cada uso. Sostenlo en un ángulo de aproximadamente 6 a 10 pulgadas (15,24 a 25,4 centímetros) de la prenda que estás planchando y rocíala ligeramente con el almidón. Usa más almidón en los cuellos y los puños para que mantengan su forma.

  5. 5

    Sostén con una mano la prenda que estás planchando. Usa la otra mano para deslizar la plancha por la prenda con trazos cortos. Sigue planchando cada sección hasta que ya no escuches el sonido que hace el almidón al secarse. Esto te indica que has secado todo el almidón y que no tienes ningún residuo ni acumulación en la ropa. Luego de haberla planchado por completo, vuelve a darla vuelta y fíjate si debes volver a planchar y a almidonar algunos sitios del lado derecho.

  6. 6

    Deja enfriar la plancha. Límpiala con un paño limpio y húmedo para eliminar todo residuo del almidón. Guarda el almidón que te haya sobrado en la heladera. Antes de cada uso, debes dejarlo alcanzar la temperatura ambiente y agitarlo bien para que se disuelva.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles