Cómo planchar una camisa arrugada

Escrito por karen curinga | Traducido por mariajose mansilla
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo planchar una camisa arrugada
Las camisas recién planchadas dan una apariencia limpia y terminada a un atuendo. (Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images)

Una camisa bien planchada le da un apariencia pulcra a cualquier traje. Las arrugas pueden hacer que una camisa se vea sucia y desordenada. Te guste o no, las percepciones generalmente se construyen de acuerdo a lo que uno viste. La ropa arrugada puede dar la impresión de falta de organización o de interés. Aunque la idea de planchar una camisa puede parecer desalentadora, es una técnica sencilla cuando se realiza en pasos. Siguiendo unos simples consejos harás que tu proyecto de planchado sea mucho más fácil y el resultado valdrá la pena el esfuerzo.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Plancha
  • Tabla de planchar
  • Agua destilada
  • Botella con atomizador

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca la tabla de planchar en un lugar que tenga buena iluminación, esto te permitirá moverte alrededor y estar cerca de un enchufe. Humedece la camisa usando el atomizador con agua del grifo. Enrolla la camisa y envuélvela con una toalla durante 10 minutos, dejando que la humedad se distribuya de manera uniforme en la tela.

  2. 2

    Llena el depósito de agua de la plancha con agua destilada según las instrucciones del fabricante. El agua destilada protege tu plancha de la acumulación de minerales. Verifica el tipo de tela de la camisa, que generalmente se encuentra detallada en la etiqueta que está por dentro del cuello de la camisa. Ajusta la temperatura de la plancha según corresponda al tipo de tela. Por ejemplo, si la etiqueta dice 100% algodón, ajusta la temperatura de la plancha para las telas de algodón. Cuando la plancha esté caliente, activa la función de vapor.

  3. 3

    Plancha el cuello primero. Desenrolla la camiseta húmeda y coloca el cuello extendido. Plancha la parte inferior o parte trasera del cuello. Presiona la punta de la plancha desde los puntos del borde de cuello hacia el medio. Voltea el cuello y repite el proceso.

  4. 4

    Plancha el canesú. Ésta es la parte trasera de la camisa que se une al cuello. Estira la camisa sobre el extremo cónico de la tabla de planchar. Ajusta la camisa para que el canesú quede estirado sobre la tabla. Necesitarás mover la camisa de lugar un poco para poder plancharla de manera pareja.

  5. 5

    Plancha las mangas. Aplana el puño de la manga y plánchalo. Después extiende la manga completa a lo largo en la tabla de planchar. Si hay un pliegue en la parte superior de la manga del planchado anterior, coloca la manga de manera que el pliegue superior coincida con el pliegue original. Comienza a planchar en el punto donde la manga esta cosida al cuerpo de la camisa, desplazándote hacia abajo hasta llegar al puño. Voltea la manga y repite el proceso. Plancha la otra manga siguiendo los mismos pasos.

  6. 6

    Plancha el cuerpo de la camisa. Coloca el lado delantero izquierdo de la camisa en la tabla de planchar. Comienza por la parte superior, plancha cuidadosamente hasta llegar al borde de abajo de la camisa. Ajusta la camisa según sea necesario. Luego repite el proceso en el costado derecho. Por último, ajusta la camisa para que la espalda quede puesta sobre la tabla de planchar. Comenzando en la parte superior y desplazándote hacia abajo hasta el borde inferior. Ajusta según sea necesario para asegurarte de que planches toda la espalda.

  7. 7

    Coloca la camisa en un colgador, asegurándote que los hombros estén puestos correctamente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles