Cómo planear un año sabático

Escrito por tania ruiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo planear un año sabático
Un año para viajar y descansar. (Siri Stafford/Lifesize/Getty Images)

El tiempo es uno de los activos más valiosos y es un recurso poco aprovechado. Si sientes que necesitas más tiempo para ti, para realizar tus sueños, descansar o viajar, entonces puedes tomarte un año sabático. Durante este año dejarás de realizar tus actividades habituales, como trabajar o estudiar, y te dedicarás a poner en práctica todos esos proyectos que han quedado en el cajón de los pendientes. Tomarse un año sabático puede parecer una experiencia reservada para quien no tiene preocupaciones económicas, pero es una práctica al alcance de casi todos los bolsillos, sólo necesitas tener un plan.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Computadora
  • Lápiz
  • Papel

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Indicaciones

  1. 1

    Analiza tu situación financiera actual: ¿Cuánto dinero ganas? ¿Cuánto necesitas al mes para cubrir tus gastos fijos? ¿Cuáles son tus deudas? El principal impedimento para tomarse un año de descanso es el dinero. Por eso es necesario hacer un plan con anticipación. Al conocer tu realidad financiera podrás destinar una parte de tu presupuesto para el ahorro. Estos fondos te permitirán cubrir tus necesidades durante el año que no trabajes. Registra en un documento en excel o en papel tus activos, tus pasivos y tus gastos fijos. Así podrás determinar cuáles gastos eliminar.

  2. 2

    Elimina gastos menores y destina este dinero al ahorro, busca planes que te den algo de interés. No importa si la tasa de interés es baja, es mejor ganar un poco que ver cómo se devalúan tus ahorros. Paga tus deudas, será más fácil tomarse un tiempo libre si no tienes que preocuparte por cubrir la mensualidad de la tarjeta de crédito.

  3. 3

    Elige qué harás durante tu año sabático y de esta manera sabrás cuánto dinero necesitas reunir. Durante este tiempo puedes aprender un idioma, viajar al extranjero, conocer tu país, emprender un proyecto nuevo, hacer voluntariado o simplemente descansar. Haz un estimado de todos los gastos que deberás cubrir y determina en qué fecha quieres iniciar tu periodo de descanso. Un año sabático se planea con dos o tres años de anticipación, así tienes tiempo suficiente para ahorrar.

  4. 4

    Decide si vas a renunciar a tu actual empleo o si vas a pedir un periodo especial de descanso en la empresa donde trabajas. Hay empresas que contemplan la posibilidad de dar tiempo libre a sus empleados, con o sin goce de sueldo, durante algunos meses. Si tienes esta prestación haz los trámites necesarios para gozar este beneficio.

  5. 5

    El año sabático no necesariamente significa dejar de trabajar. Puedes dedicar ese tiempo para hacer actividades sencillas que te permitan algún ingreso, pero sin tener la presión de realizar un trabajo estable. ¿Qué habilidades te pueden permitir un ingreso, aunque sea pequeño, mientras llevas a cabo tu sueño? Por ejemplo, si quieres viajar por el mundo y te gusta la fotografía podrías vender tus fotos a algún sitio web o a una empresa turística.

  6. 6

    Sé creativo y busca maneras de tener ingresos pasivos durante tu año sabático, así tendrás un fondo de emergencia. Por ejemplo, puedes rentar tu automóvil y usar una bicicleta como medio de transporte o rentar tu casa y vivir en un pueblo en donde el costo de la vida sea menor al de la ciudad. Vive tus sueños y no dejes que el miedo se apodere de ti. Vivir haciendo lo que quieres y sin presiones será una experiencia inolvidable

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles