Planes de alimentación para la hipoglucemia reactiva

Escrito por aglaee jacob | Traducido por ramiro rementeria
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Planes de alimentación para la hipoglucemia reactiva
En cada comida deben ser consumidas proteínas para prevenir la hipoglucemia. (salmon fillet image by Elke Dennis from Fotolia.com)

La hipoglucemia se experimenta si tus niveles de azúcar en la sangre caen por debajo de 70 mg / dL. Por lo general es acompañada de temblores, mareos, sensación de desmayo, sudoración, confusión, irritabilidad, hambre y debilidad. Las personas con diabetes tratadas con insulina o medicamentos son más propensos a la hipoglucemia. Las personas sin diabetes, sin embargo, también pueden experimentar episodios de hipoglucemia, que están específicamente contemplados como hipoglucemia reactiva.

Otras personas están leyendo

Frecuencia de comidas

Un plan de alimentación para prevenir la hipoglucemia debe incluir de cinco a seis comidas pequeñas espaciadas cada tres horas, que incluyan el desayuno, el almuerzo y la cena, además de dos a tres meriendas entre estas comidas principales. Estas comidas y refrigerios deben ser lo suficientemente pequeñas como para que te aporten tus calorías diarias necesarias pero a la vez no incrementen demasiado tu ingesta de alimentos. Comer cantidades más pequeñas de alimentos con más frecuencia durante el día te ayudará a estabilizar tus niveles de azúcar en sangre.

Proteínas

Las personas propensas a sufrir de hipoglucemia deben asegurarse de que cada una de sus cinco a seis comidas pequeñas y bocadillos les proporcionan una cantidad adecuada de proteínas. Algunas buenas fuentes de proteínas son el pollo, pavo, pescado, carne, huevos, queso, frutos secos, semillas, tofu y legumbres. Por ejemplo, un plan de alimentación adecuado para la hipoglucemia reactiva puede incluir una tortilla hecha con huevos y jamón en el desayuno, una ensalada de pollo para el almuerzo con una porción de 3 (85,04 g) a 4 onzas (113,39 g) de pechuga de pollo y 3 (85,04 g) a 4 onzas (113,39 g) de pescado servido con verduras en la cena. Cada bocado debe contener ya sea 1 (28,34 g) a 2 onzas (56,69 g) de queso, de 1 a 2 cucharadas de mantequilla de nueces, 1 onza (28,34 g) de frutos secos, uno o dos huevos duros o unas rodajas de carne asada.

Hidratos de carbono de bajo índice glucémico

Los alimentos ricos en carbohidratos se pueden clasificar de acuerdo con su índice glucémico, o IG, que corresponde a la velocidad a la que se digieren y se elevan los niveles de azúcar en sangre después de haber comido. Cuanto más bajo sea el IG, más estables serán los niveles de azúcar en sangre y será también menos probable experimentar un episodio de hipoglucemia. Los alimentos con bajo IG tienden a ser menos procesados y refinados. Buenos ejemplos de alimentos con IG bajo para incluir en tu plan son las masas fermentadas o pan integral, arroz basmati, pasta integral, patatas dulces, avena, cebada, salvado y quinua. Los alimentos con IG alto, como los granos refinados, productos horneados, arroz, refrescos, dulces y el azúcar deben evitarse.

Alcohol

El alcohol debe evitarse en personas que siguen un plan de alimentación para prevenir episodios de hipoglucemia reactiva. Beber alcohol con el estómago vacío es más probable que conduzca a la hipoglucemia, por lo que lo mejor que puedes hacer si deseas beber alcohol es consumirlo con moderación y con las comidas. También es mejor evitar las bebidas alcohólicas con un contenido de azúcar añadido.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles