Cómo planificar tu día con técnicas de gestión de tiempo

Escrito por ehow contributor | Traducido por florencia kushidonchi
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo planificar tu día con técnicas de gestión de tiempo
Considera realizar algunas cosas clave en vez de intentar de hacer todo utilizando consejos de gestión de tiempo. (Writing in agenda image by Elzbieta Sekowska from Fotolia.com)

Administrar el tiempo no es tan difícil, aunque puede parecer difícil encontrar el tiempo que necesitas para hacer todo. Considera realizar algunas cosas clave en vez de intentar de hacer todo utilizando consejos de gestión de tiempo, como anotar las cosas, priorizar tareas, revisar los compromisos, hacer tiempo para realizar las cosas y mantenerte flexible con tus planes.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Lista de cosas para hacer
  • Calendario de citas
  • Lápiz

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Anota todo lo que tienes que hacer. Muchos de los que saben administrar su tiempo mantienen una lista de cosas que hacer a mano para apuntar el plan de acciones, tareas del trabajo, proyectos de actividades e ideas. Conserva la lista de tareas en una ubicación conveniente, como en un cuaderno, una agenda o en un asistente digital personal.

  2. 2

    Revisa tus tareas y priorízalas cada día a la misma hora. Esto lo puedes hacer durante la mañana de la fecha en que planeas trabajar sobre los ítem o durante la noche del día anterior. Determina las prioridades para cada ítem.

  3. 3

    Observa tu lista de citas para el día de hoy. Planifica qué es lo que necesitas para las reuniones importantes de modo que tengas todo listo antes de que la cita comience. Asegúrate de incluir un bolígrafo y un papel para tomar notas o escribir acciones. Determina lo que debes hacer en el caso de las reuniones que no puedes mantener, como cancelar un almuerzo o enviar un reemplazo a una reunión.

  4. 4

    Planifica intervalos de tiempo en el día para trabajar en tu lista de cosas para hacer. Organiza los ítems de mayor prioridad en tu hora pico, cuando generalmente estás más atento y alerta. Luego organiza los ítems de prioridad media en el tiempo restante o después de las reuniones. Cuando sea posible, organiza ítems y recados similares en el mismo intervalo de tiempo. Por ejemplo, planea realizar todas las llamadas salientes durante la misma hora o leer y responder correos electrónicos durante dos intervalos breves al día. Concentrar el tiempo que pasas en el teléfono o revisando el correo electrónico reducirá las interrupciones que suelen generar mientras trabajas en otros ítems clave que han sido programados para tus intervalos pico.

  5. 5

    Permite flexibilidad en tu agenda. En otras palabras, no te sobrecargues de actividades. En un período de ocho horas, sólo deberías planificar seis horas de tareas y citas de prioridad media a alta. De esta manera, tu plan no se verá enormemente interrumpido si surge una emergencia o una situación de crisis que debas afrontar. Si no surgen complicaciones durante tu horario flexible, entonces puedes trabajar en un ítem de tu lista, realizar una tarea que originalmente no formaba parte del plan original, o puedes darte un tiempo de inactividad para relajarte y reducir el estrés o pensar con creatividad.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles