Una planta de aloe vera que está rebosante y apesta

Escrito por catherine duffy | Traducido por gabriela nungaray
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Una planta de aloe vera que está rebosante y apesta
El aloe crece tanto en interiores como en exteriores. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

El aloe vera es una planta suculenta de origen africano y mediterráneo que ahora crece en todo el mundo. La planta se encuentra en las cocinas de casa, salas de estar y jardines. Siempre que al aire libre las temperaturas sean calientes y el suelo seco, el aloe vera se puede cultivar como planta de jardín. Los jardineros en el suroeste de Estados Unidos cultivan aloe vera en gradas. Las plantas también crecen en el clima mediterráneo de California. Para un mejor crecimiento, los cultivadores de interior deben replicar el clima nativo de la planta.

Otras personas están leyendo

Helada

El aloe vera es una planta suculenta de clima templado que no prospera cuando las temperaturas caen por debajo de 33 grados Fahrenheit (0,5 ºC). Debido a que almacena agua en sus tallos, las temperaturas frías pueden congelar el agua y la savia, que se expanden y dañan la integridad del aloe vera. Se debe mantener por encima de la congelación para evitar tales daños.

Daño físico

La savia del aloe vera tiene un olor natural amargo cuando se libera de una hoja perforada, rota o dañada. Si la planta está rebosante de savia sin rotura física y el olor es desagradable, es probable que tu aloe vera se haya infectado por un hongo o este podrida. Las infecciones por hongos y la pudrición del tallo y la hoja se producen por exceso de riego.

Riego

Una o dos veces al mes durante el período de latencia, permite que la tierra de la maceta se seque entre riegos. Durante los meses de verano, riega la planta con frecuencia, pero no permitas que esté saturada en agua por largos períodos. La mejor manera de evitar saturar la tierra para macetas es meter el aloe vera en tierra para macetas de cactus o hacerla tú usando partes iguales de tierra para macetas de uso general, turba y arena gruesa. La turba permite cierta retención de agua, mientras que la arena gruesa permite el drenaje. La mayoría de las plantas de aloe están bien en la misma maceta durante años.

Propagación

Si hay daños causados ​​por el exceso de riego, la congelación, la putrefacción o el desarrollo de infección, puedes salvar a tu planta mediante la propagación de nuevas plantas de las porciones saludables de la planta infectada. Divide los tallos con un cuchillo afilado. Permite que estos cortes se airee durante un día o dos y luego colócalos en el suelo húmedo para macetas, donde van a echar raíces y formar plantas nuevas y saludables.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles