Cómo plantar bulbos de fresia

Escrito por genae valecia hinesman Google | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo plantar bulbos de fresia
(Stock.xchng)

Si alguna vez sentiste la fragancia de un generoso ramo de fresias recién cortadas, sabes que su perfume es difícil de olvidar. Esta pequeña y delicada flor tiene una gran variedad de colores y a menudo es utilizada en soledad para arreglos florales o como contraste con otras flores en un ramo, como de rosas. Obtener fresias a partir de un bulbo toma menos tiempo y es más sencillo que cultivarlas desde las semillas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Busca la mejor maceta que tengas para plantar los bulbos de fresia. Encuentra un área en tu patio o jardín en donde dé el sol como mínimo durante 8 a 10 horas. Evita las áreas en donde se acumule el agua más de 5 horas luego de una fuerte lluvia.

  2. 2

    Coloca los bulbos de fresia en el suelo a no más de 1 1/2 a 2 pulgadas de profundidad. Deja por lo menos 3 pulgadas de espacio entre cada uno. Antes de cubrirlos con tierra, asegúrate de que la raíz quede en el fondo del agujero y el extremo del tallo quede de forma vertical.

  3. 3

    Riega los bulbos plantados y asegúrate que la tierra quede bien mojada pero no inundada. El agua se drena de 3 a 5 minutos.

  4. 4

    Espera que aparezcan las primeras raíces y los pequeños brotes verdes en el otoño. En invierno, las plantas crecerán en tamaño y las primeras flores aparecerán en primavera.

  5. 5

    Corta las fresias para utilizarlas en arreglos florales y en ramos para agregarle color y aroma a tu hogar. Trata de que el sistema de raíces de la planta quede intacto, cortando sin dañarlo.

Consejos y advertencias

  • Si la tierra se inunda y quieres que tus fresias crezcan en el exterior, agrégale a ésta abono orgánico, corteza de árbol, turba, pequeñas piedras o algún material orgánico. Remueve de 1 a 2 pies de tierra y añade una capa del producto elegido (1 pulgada de espesor) y luego 3 pulgadas de tierra. Utiliza un rastrillo o azada para mezclarlos. Repite la operación en toda el área en que deseas que crezcan las fresias hasta como mínimo de 2 a 3 pulgadas alrededor. Asegúrate que la tierra quede bien mezclada con el material adicional para mejorar el drenaje. Procede a plantar los bulbos como se indicó. Cuando notas que las flores nuevas aparecen en tus plantas, es señal de que ha terminado el ciclo de floración de la estación. No cortes las hojas de las plantas. Si las dejas, continuarán haciendo fotosíntesis, y reservarán energía y alimento en los bulbos para la floración del siguiente año. Continúa regando las plantas como está recomendado en tu área. Los jardineros expertos de tu región te darán los mejores consejos. Al final del verano, las hojas se volverán amarillas y comenzarán a secarse. Esto significa que la planta ha entrado a un fase de letargo; es decir que ha parado de reunir energía a través del proceso de fotosíntesis. Es el momento de retirar todas las hojas. Luego de varios meses de descanso, tu fresia comenzará con el ciclo de crecimiento nuevamente y aparecerán nuevas flores.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles