Hogar

Cómo plantar y cuidar de una cala

Escrito por diane watkins Google | Traducido por alejandra prego
Cómo plantar y cuidar de una cala

Las calas crecen de 2 a 3 pies (60 a 90 cm) de altura.

Dynamic Graphics/Polka Dot/Getty Images

Las calas plantadas en la primavera le dan un toque de elegancia al jardín. Si bien están estrechamente relacionadas con los caladios y con las arisemas, se asemejan a los lirios de la paz por su forma y color. Mantén las plantas alejadas de los niños y de las mascotas; son venenosas. Existen seis especias distintas de calas con muchas subespecies y variedades disponibles. Una de ellas, la Z. aethicopa crece en forma perenne, el resto muere cada año. Si deseas una cala perenne busca la cala de la diosa verde y la del marinero blanco.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Mezcla para macetas con control de humedad
  • Maceta de un galónn (3,7 l)
  • Rizoma de cala
  • Fertilizante 5-10-10
  • Cuchillo afilado

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Prepara una maceta con un suelo rico que retenga bien el agua. Hay varias mezclas comerciales que cumplen esos requisitos; busca las palabras "control de la humedad" o algo similar en la parte frontal de la bolsa. Para una sola cala necesitarás al menos una maceta de un galón (3,7 l). Las variedades enanas sólo requieren de una maceta para azaleas de 6 pulgadas (15 cm).

  2. 2

    Planta el rizoma en el suelo, justo debajo de la superficie y lleva la maceta a un lugar soleado. Las calas disfrutan del sol pleno y de la sombra parcial. En las latitudes del sur, muévelas hacia un lugar parcialmente sombreado y protégelas del sol de la tarde. Riégalas bien una vez que las hayas plantado y luego déjalas durante una o dos semanas antes de comenzar un programa de riego regular.

  3. 3

    Riega la cala varias veces por semana después de que el follaje se haya desarrollado. En forma silvestre, las calas crecen a lo largo de los bordes de los ríos y estanques. Aprecian más el agua que el resto de las flores que hayas cultivado, pero no se marchitarán y morirán si no la reciben todos los días.

  4. 4

    Fertiliza las calas con un fertilizante 5-10-10 tres semanas después de plantarlas. Las calas tienen un ciclo de vida corto por lo cual sólo es necesaria una aplicación de un fertilizante de liberación lenta. Usa un cucharada de fertilizante por planta.

  5. 5

    Corta las flores una vez que la capa blanca se haya abierto, pero antes de que el polen caiga, para obtener una mayor vida útil. Ponlas en un jarrón con agua en un habitación fresca y estas flores durarán varias semanas. Si cortas la flor de la plantas antes que caiga el polen, en ocasiones producen una segunda o tercera flor. En la planta, la flor puede durar hasta un mes antes de que se caiga y muera.

  6. 6

    Desentierra el rizoma después de que haya marchitado el crecimiento superior y déjalo secar al aire, en un lugar seco. Puedes volver a plantar el mismo rizoma al año siguiente. Busca un crecimiento que no existía en las estaciones previas. Puedes cortarlo para plantarlo como una nueva cala en la próxima estación de crecimiento.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media