Cómo plantar y cuidar plantas dentro de un invernadero

Escrito por lauren wise | Traducido por pilar celano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo plantar y cuidar plantas dentro de un invernadero
Hasta un invernadero pequeño, de 8x10 te permite obtener 100 cabezas de lechuga. (greenhouse of succulents image by Serg Zastavkin from Fotolia.com)

Para los fanáticos de la jardinería, un invernadero es uno de los métodos más simples y menos costosos para comenzar (excepto por la inversión en el invernadero, claro). También te ayuda a plantar los cultivos y flores que desees, sin preocuparte por las condiciones climáticas fuera del invernadero. Literalmente, todo tipo de flor, fruto, hierba o vegetal se puede can cultivar en un invernadero, con las condiciones adecuadas. Cuando cultivas plantas en un invernadero, comienza con las de semillero y asegúrate de que el suelo y el entorno estén correctamente preparados.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Sistema de calor
  • Sistema de ventilación
  • Bancos o cajas de semillas con agujeros para drenaje
  • Semillas
  • Tierra
  • Agua
  • Macetas con agujeros para drenaje

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Controla el ambiente del invernadero, para poder controlar el sistema de calor. Para obtener calor, puedes tener dos sistemas diferentes. Uno pasivo utiliza la energía solar para calentar el invernadero durante la noche, mientras que uno activo necesita una fuente de energía, como electricidad o gas. La elección del sistema correcto depende del tamaño, la temperatura del exterior y el tipo de planta que quieres cultivar.

  2. 2

    Establece el sistema de circulación. Esto permite hacer circular al aire a través de las ventanas o la ventilación, para evitar enfermedades y moho. Si lo colocas tú mismo, no debería ocupar más del 25% de la superficie del invernadero.

  3. 3

    Llena los bancos o las cajas con una tierra de buena calidad para sembrar. Dependiendo de la variedad de semilla, cuando las plantes, presiona suavemente el suelo. Para hidratar y fomentar la germinación, coloca con cuidado las cajas en una capa de 1 pulgada (2,5 cm) de agua. Embeberá con lentitud los agujeros de drenaje. Quita el banco o caja del agua una vez que observes que la parte superior del suelo se humedeció.

  4. 4

    Asegúrate de mantener las semillas en una zona que cumpla con sus necesidades de luz solar. Deben estar cálidas, y en general, recibir seis horas de luz solar por día, hasta 9. Riega las semillas cuando la parte superior del suelo parezca seca al tacto.

  5. 5

    Lleva las macetas hacia el exterior para trasplantar una vez que las plantas alcancen las 2 a 3 pulgadas (5,1 a 7,6 cm) de altura. Riega las semillas junto antes de trasplantarlas. Elige las más fuertes de cada grupo y descarta las débiles o secas.

  6. 6

    Perfora un pequeño agujero en la tierra de la maceta, para prepararla. Tira con cuidado de la planta para separarla de la tierra y colócala en el agujero. Riega en cantidad luego de trasplantar. Déjala bajo la luz del sol y riega cuando la tierra parezca seca.

  7. 7

    Riega y fertiliza de acuerdo con las necesidades de cada planta en particular. Y vuelve a trasplantar de ser necesario a una maceta más grande.

Consejos y advertencias

  • Si las plantas en una maceta que se corresponde con el tamaño que alcanzarán, no tendrás que volver a hacerlo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles