Cómo plantar un seto de laurel

Escrito por gail delaney | Traducido por azul benito
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo plantar un seto de laurel
El laurel (prunus laurocerasus rotundifolia) es una planta de crecimiento rápido que resulta adecuada para utilizarse como seto o para frenar el viento. (Jupiterimages/Pixland/Getty Images)

El laurel (prunus laurocerasus rotundifolia) es una planta de crecimiento rápido que resulta adecuada para utilizarse como seto o para frenar el viento. Son de hoja perenne y producen pequeñas flores en la primavera, que son reemplazadas por pequeñas bayas. Los setos de laurel crecen bien plantados a la luz del sol como en la sombra. Dependiendo de cada cuánto quieras cortar tu seto, puede crecer de 3 a 30 pies (0,91 a 9,14 metros) de altura. Tampoco se necesita abonar mucho la tierra ya que esta planta crece en todo tipo de suelos excepto en superficies de piedra caliza.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Pala o arado
  • Agua
  • Abono
  • Balde de 5 galones (18,95 litros) o carretilla
  • Cuchillo multiuso
  • Manguera de irrigación

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Cava hoyos del doble del ancho y el doble de la profundidad del contenedor del laurel. Deja un espacio de 2 a 3 pies (0,61 a 0,91 metros) para un seto espeso, o de 4 a 6 pies (1,22 a 1,83 metros) para un seto menos denso.

  2. 2

    Llena cada hoyo con agua y permite que la misma se drene dentro de la tierra. Esto asegura que cada laurel tenga humedad en la tierra para sus raíces. Si el agua no se drena luego de 10 horas, agrega 3 pulgadas (7,62 centímetros) de arena o gravilla en la parte inferior del hoyo para mejorar el drenaje.

  3. 3

    Abona la tierra que has removido del hoyo agregándole abono. La relación de abono con la tierra debería ser de 1 a 2. Incorpora este dentro de la tierra en el suelo o recoge la tierra y colócala en un balde de 5 galones (18,95 litros) o una carretilla y mézclala allí.

  4. 4

    Remueve un árbol de laurel de su contenedor, manteniendo el cepellón intacto. Si el laurel no sale fácilmente, corta el contenedor con un cuchillo afilado para removerlo.

  5. 5

    Coloca la tierra abonada dentro del hoyo, llenándolo a la mitad. Pon el laurel en el hoyo. Agrega o remueve la tierra hasta que el cepellón quede aproximadamente media pulgada (1,27 centímetros) por encima del suelo, ya que la tierra se acomodará debajo del laurel. Cuando el cepellón está a la altura adecuada, rellena el resto del hoyo con la tierra abonada.

  6. 6

    Aprieta la tierra para remover bolsas de aire. Coloca una manguera de goteo sobre el suelo y abre el agua. Deja que el agua corra hasta que el suelo este húmedo a una profundidad de 18 pulgadas (45,72 centímetros). Mantén el suelo húmedo por los primeros dos años o hasta que esté estabilizado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles