Plantas a las que les gusta la sequía y el suelo arcilloso

Escrito por sheri ann richerson Google | Traducido por joaquín di toma
Plantas a las que les gusta la sequía y el suelo arcilloso

Las plantas tolerantes a la sequía crecen en suelos arcillosos, incluso cuando éste se seca y se agrieta.

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

El cultivo de plantas en suelo arcilloso es todo un reto, pero la preparación adecuada del suelo y la selección de las plantas adecuadas te asegurarán el éxito. La tierra arcillosa se ​​define como el suelo que tiene un 50 por ciento o mayor contenido de partículas de arcilla en el mismo. La tierra arcillosa es pesada. Durante la época de sequía, se seca rápidamente y la superficie del suelo se agrieta. Las plantas tolerantes a la sequía prosperarán bajo estas condiciones, una vez plantadas. De hecho, muchas de las plantas tolerantes a la sequía prefieren un suelo pobre.

Otras personas están leyendo

Bulbos

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

La mayoría de los bulbos se pudrirán durante el invierno o durante épocas de fuertes lluvias. Esto sucede porque el suelo de arcilla absorbe y retiene el agua hasta que se produce la evaporación natural. La mayoría de los bulbos requieren suelo fértil y buen drenaje; sin embargo, hay algunos que son tolerantes a la sequía y prosperan en suelos arcillosos. La Estrella Centelleante (Liatris), los lirios de día (Hemerocallis) y las peonías son opciones ideales. La Estrella Centelleante produce picos de gran altura que se cubren con numerosas flores diminutas de color púrpura que atraen a las mariposas. Los lirios de día son plantas populares, fáciles de cultivar y sus flores vienen en una amplia gama de colores, formas y tamaños. Las flores florecen durante sólo un día. Algunas variedades florecen sólo una vez por temporada, y otras florecen repetidas veces. Las peonías vienen en muchos colores, tamaños y formas. Florecen una vez al año a mediados o finales de la primavera.

Plantas perennes

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

La tierra arcillosa es muy compacta, a menos que haya sido modificada con compost o materia orgánica. Esto hace que sea difícil para la mayoría de las raíces de las plantas penetrar. La selección de plantas que prosperarán en estas condiciones es la clave del éxito. Las plantas nativas de las áreas donde el suelo arcilloso prevalece son una opción. No plantes estas plantas silvestres. Encuentra un vivero especializado en plantas nativas y cómpralas. Otras opciones incluyen plantas aguileñas (Aquilegia), aster, equinácea (Echinacea), bálsamo de abeja (Monarda), Ruso sabio (Perovskia) y sedum. La Columbina atrae a los colibríes en el jardín y se autosiembra. Las margaritas que florecen en el otoño son una fuente de néctar natural para las mariposas migratorias. Las equináceas florecerán durante toda la temporada si las flores marchitas se han podado o cortado. Atraen mariposas y si se les permite producir semillas en el otoño, jilgueros. El bálsamo de abeja atrae a las abejas, mariposas y colibríes. Se propaga con raíces bajo tierra. Cuanto más húmedo el suelo, más rápido se propagará.

Arbustos

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Selecciona arbustos que prosperarán en un pH alcalino, que se corresponde a la mayoría del suelo arcilloso. Las pruebas del pH del suelo son una buena idea si plantas como pinos han crecido en las cercanías, porque el suelo podría estar ácido por la caída de agujas de pino y el compost. La siembra apropiada también es crítica. Cava un agujero de dos veces el tamaño de la bola de la raíz del arbusto. Enmienda con compost o materia orgánica. Rellena el hoyo hasta que la parte superior de la bola de la raíz sea mayor que el suelo a su alrededor. Levanta la planta 1 pulgada (2.5 centímetros) por cada 8 pulgadas (20 centímetros) de bola de raíz. Los arbustos que crecen en suelos arcillosos son el cornejo (Cornus), forsythia, hamamelis (Hamamelis), la madreselva (Lonicera) y viburnum. Los cerezos silvestres crecen mejor en suelo húmedo y ácido. La Forsythia, hamamelis, madreselva y viburnum prefieren crecer en suelo bien drenado.

Árboles

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Los árboles que prosperan en suelos de arcilla incluyen el arce (Acer), ceniza (Fraxinus), lila (Syringa), nuez negra (Juglans nigra), manzano (Malus), pera (Pyrus), sauce (Salix) y pino (Pinus). Plántalos usando el mismo método que usarías para plantar arbustos en el suelo de arcilla. Riégalos profundamente al menos una vez por semana durante el primer año para ayudarles a establecer un sistema de raíz profundo. El manzano silvestre, el pino blanco, el pino escocés, el arce rojo y los árboles de arce amur prefieren el suelo ácido. La nuez negra crece mejor en suelos de arcilla que son más ligeros en densidad. Las lilas necesitan tierra que drene bien. Antes de plantar fresnos, asegúrate de que el barrenador esmeralda del fresno no sea un problema en esa área.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media