¿Por qué las plantas producen fruta?

Escrito por carolyn simpkins | Traducido por barbara obregon
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Por qué las plantas producen fruta?
Un durazno. (durazno image by Dantok from Fotolia.com)

Las frutas son los ovarios con semillas de las plantas que maduran. Hay varios tipos diferentes de frutas, incluyendo frutas simples, como los duraznos y las sandías donde una flor produce un solo ovario, las frutas agregadas como las frambuesas donde una flor produce muchos ovarios y frutas varias como la piña y los higos donde las flores se agolpan en torno a un tallo y forman una fruta sólida. Cada tipo de fruta es una estrategia para lograr un objetivo: reproducir la planta y extender su semilla. (Ver Recursos 1, Capítulo 7.)

Otras personas están leyendo

Fundamentos de la fruta

Una fruta es el o los ovarios alrededor de una semilla de maduración o semilla simple. La fruta pasa por cuatro etapas de desarrollo. En primer lugar, la flor es polinizada, reuniendo el material genético necesario para reproducir la planta. En la segunda etapa, las células dentro de la flor se multiplican rápidamente, formando un muy pequeño, fruto inmaduro. En la tercera etapa, el ovario de la fruta se expande, almacenando energía y nutrientes. Por último, en la cuarta etapa, el fruto está maduro y las semillas en el interior están maduras, listas para convertirse en nuevas plantas. (Ver Recursos 1.)

Drupas

Las drupas son un tipo de fruta simple, carnosa y contiene una sola semilla. Las más comunes son las cerezas, las ciruelas, los melocotones y las frutas, generalmente conocidas como frutas con hueso. Se componen de una piel fina, un interior grueso y una semilla leñosa. A menudo se propagan por el consumo de la fruta, las semillas luego son expulsadas ​​del cuerpo de los animales que comieron o las tiraron mientras comían la fruta. La capa dura de la semilla la protege, y la planta brota de la semilla cuando se encuentra un suelo rico. (Ver el Recurso 2, p. 21.)

Pomáceas

Parte de la familia de las rosáceas, las pomáceas son otro tipo de fruta simple. Mientras parecen una estructura similar a una drupa, su carne es en realidad parte de la flor de la que creció llamada carpelo y no sólo el ovario. Esto las convierte en una fruta accesoria, ya que no todas las frutas carnosas provienen del ovario. La carne dulce como de papel, de muchas pomáceas, como la manzana o pera atrae a los animales que se alimentan de ellas, ayudando a esparcir sus semillas. (Ver Recurso 2.)

Fruta agregada

Una fruta agregada crece a partir de una flor que tiene muchos carpelos diferentes, partes de la flor que encierran los ovarios. Muchas frutas diminutas llamadas frutitos crecen alrededor de un centro. Las frutas como fresas, frambuesas y moras son las frutas agregadas. Al igual que otras frutas, ellas atraen a los animales que se alimentan de ellas, pero, a diferencia de las pomáceas o drupas, pueden propagar las semillas de muchas de ellas con una sola fruta. (Ver el Recurso 2.)

Fruta múltiple

Las frutas múltiples crecen en torno a un racimo de flores, incorporando muchos ovarios diferentes a una sola fruta. Cuando el fruto madura, se convierte en un fruto comestible. Ejemplos de frutas múltiples incluyen la morera y la higuera. Al igual que con el fruto agregado, muchas semillas están contenidas en cada fruto individual, optimizando la distribución de semillas. (Ver Recurso 2.)

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles