Las plantas que viven en el frío

11
Ha sido de ayuda

Existen dos biomas fríos en la Tierra: el taiga y el de la tundra ártica. La tundra es el más duro e incluye la estación de crecimiento más corta. La taiga se extiende más abajo de la tundra para incluir a la mayor parte de Canadá y al norte de Europa. La diversidad de plantas es limitada debido al frío y la corta exposición de las misma al sol, además de la falta de agua.

basin image by Dave from Fotolia.com

Otras personas están leyendo

Musgos y líquenes

moss image by Amjad Shihab from Fotolia.com

Tanto los musgos como los líquenes crecen en la tundra ártica y la taiga. El musgo es una planta verde pequeña que crece en rocas o sobre el suelo. Tiene la textura del terciopelo y puede llegar a medir entre 1 a 4 pulgadas (2,5 cm a 10 cm) de altura. Los líquenes también crecen en los climas fríos. Estas plantas son un tipo de algas que crecen de una relación simbiótica con un hongo. El alga se alimenta del hongo y el hongo apoya y protege al alga. Estas plantas resisten mucho el frío y las temperaturas extremas no los dañan. Los líquenes son apropiados para la taiga por muchas otras razones. Pueden sobrevivir con poca luz y poca agua porque se adormecen. Vuelven a crecer una vez que las condiciones mejoran.

Los pastos y las pequeñas plantas

grass image by timur1970 from Fotolia.com

Un pequeño número de plantas crece en la taiga y la tundra. Los ejemplos son los sauces árticos, la gayuba, el sauce de hoja de diamante y el té del Labrador. Estas plantas sólo crecen de unas pocas pulgadas a unos pocos pies en altura, lo que es un método de protegerse del duro viento. Son las especies dominantes de la tundra ártica. El suelo está permanentemente congelado, lo que hace que las grandes plantas no puedan echar raíces. En la tundra las plantas crecen por un período de tiempo corto, sólo tienen unos 50 a 60 días para hacerlo, antes del frío extremo.

Árboles

snow covered tree image by Barbara Helgason from Fotolia.com

En la tundra no pueden crecer árboles, pero son los que dominan la taiga. Los árboles toman el lugar de las plantas pequeñas y las matas, creciendo en grandes bosques. Los árboles siempre verdes o las coníferas son los que se desarrollan en este ambiente frío. No pierden sus hojas y pueden hacer su fotosíntesis cuando el tiempo lo permite. Las pequeñas espinas protegen a las células del congelamiento. Algunos árboles comunes de la taiga son los pinos, el piceas blanco, la cicuta y el abeto douglas.

Referencias

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente