Cómo hacer plomadas de pesca con plomo

Escrito por maeri claire | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Las plomadas de pesca, o plomos, se utilizan para lanzar señuelos y anzuelos con la finalidad de que se hundan rápidamente en el agua. Las plomadas son una parte imprescindible en los equipos de pesca, también conocidos como aparejos. En cuanto a la economía, es conveniente aprender a hacer tus propias plomadas de pesca con plomo, pues las viejas pueden ser fundidas y recicladas para convertirse en nuevas plomadas, por lo que ahorrarás dinero.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Ropa vieja
  • Un recipiente para fundir plomo
  • Uno o varios moldes para plomadas
  • Ventiladores
  • Un alicate
  • Gafas de seguridad
  • Un bote para desperdicios metálicos
  • Una cuchara con mango largo
  • Una máscara de respiración
  • Una superficie metálica y plana
  • Un soplete

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Si es posible, trabaja al aire libre, o, de lo contrario, en un área bien ventilada con un flujo fuerte de aire. Los gases causados por el plomo fundido son peligrosos para la salud y debes cuidarte de ellos.

  2. 2

    Coloca el recipiente para la fundición sobre una superficie metálica y plana. Si algo de plomo se derrama, deberá ser sobre una superficie que no se arruine por ello.

  3. 3

    Si es posible, viste con ropa vieja, guantes, una mascarilla y gafas de seguridad.

  4. 4

    Coloca el plomo dentro del recipiente y ponlo a fuego medio para permitir que se derrita. Aumenta la temperatura hasta que el plomo se funda; éste se hace líquido al alcanzar los 612 grados Fahrenheit. Mantén el plomo en un estado líquido estable. Si lo calientas demasiado, éste hará burbujas.

  5. 5

    Retira las partes impuras de color oscuro con una cuchara de mango largo a medida que suban a la cima y vuélcalas en el bote para desperdicios. Revuelve el plomo derretido y repite el proceso de eliminación de impurezas a medida que suben a la cima.

  6. 6

    Practica hasta lograr una buena habilidad para verter el plomo, para crear primero lingotes o bloques de plomo. Viértelo en un molde de lingote o utiliza una asadera pequeña de hierro fundido, como un molde de pan de maíz por ejemplo. Si usas uno de hojalata, se derretirá y contaminará al plomo. Ajusta el caudal de vertido mediante el mecanismo de control de flujo, que, por lo general, es un tornillo situado en la parte superior del recipiente para la fundición.

  7. 7

    Rocía el interior del molde con aceite en aerosol para que sea más fácil retirar las plomadas una vez que se enfríen.

  8. 8

    Cierra el molde y calienta su exterior con un soplete.

  9. 9

    Cuando hayas logrado una tasa de vertido adecuada, vierte el plomo fundido en la cavidad del molde hasta que salga por la parte superior. Los moldes tienen varios agujeros para diferentes tamaños, detén el vertido antes de que el plomo se filtre al orificio contiguo.

  10. 10

    Deja el molde a un lado hasta que se enfríe completamente.

  11. 11

    Cuando el molde se haya enfriado por completo, retira las plomadas.

  12. 12

    Corta el exceso de plomo de la parte superior de las plomadas con la ayuda de un alicate. Éste es el exceso que sobresalió por la parte superior del molde.

Consejos y advertencias

  • Hacer plomadas con plomo es un proceso de ensayo y error. Necesitarás algo de tiempo para aprender la técnica del vertido correcto. Una mala técnica formará grietas y listones en el plomo, por lo que debes ajustar la tasa de vertido hasta que funcione perfectamente.
  • Ten cuidado al añadir plomo sólido dentro del recipiente con plomo fundido para evitar salpicaduras.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles