Cómo podar un árbol y darle la forma adecuada

Escrito por teo spengler | Traducido por sergio mendoza
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo podar un árbol y darle la forma adecuada
La poda de un árbol debe respetar su forma natural. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

La mayoría de los árboles del jardín se benefician con una poda ocasional. Quitar la ramas muertas evita daños por su caída, y podar ramas delgadas de las horquetas hace que tu árbol esté más sano. La forma "correcta" de un árbol es generalmente su forma natural. Los buenos jardineros planean cuidadosamente en dónde plantar árboles, teniendo en mente el tamaño del árbol ya desarrollado. Los intentos de podar árboles grandes para ajustarlos a espacios pequeños, mantienen ocupados a los jardineros y puede matar al árbol. De acuerdo con los horticultores de la Universidad A&M de Texas, Extensión AgriLife, mueren más árboles por una poda inadecuada que por plagas y enfermedades. Lo mejor es limpiar con precaución.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tijeras de podar pequeñas
  • Tijeras de podar grandes
  • Sierra de podar.

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Quita las ramas muertas, rotas, enfermas y dañadas. Usa las tijeras de podar pequeñas si las ramas son de menos de 1 pulgada (2.5 cm) de diámetro. Usa las grandes para las ramas más grandes, y una sierra de podar para ramas con un diámetro mayor a 1.5 pulgadas (4 cm). Realiza este trabajo tan pronto como sea posible después de encontrar un daño en el árbol, independientemente de la temporada. Las ramas que caen, a menudo rasgan la corteza del tronco, abriendo una herida por la que pueden entrar plagas y enfermedades. Corta las ramas a ras del tronco o de las ramas mayores.

  2. 2

    Inspecciona cuidadosamente el árbol. Determina su forma natural. Recorta siguiendo su forma natural y su patrón de crecimiento. Por ejemplo, los pinos azules crecen en forma de cono simétrico, y la poda debe definir esa forma, sin modificarla. Identifica las ramas que interfieran con la forma natural del árbol, y las zonas en las que alguna rotura haya formado huecos en la estructura natural del árbol.

  3. 3

    Haz los cortes requeridos a principios de primavera, cuando el árbol está aún letárgico. Poda los árboles de florecimiento temprano --árboles que florean antes de junio-- inmediatamente después de la floración. Utiliza herramientas limpias y bien afiladas, haciendo cortes uniformes. Evita rasgar la corteza cuando podes una rama. Además, esquiva dejar tocones, que al morir dejan una herida en la cual puede producirse alguna infección.

  4. 4

    Evita vendar las heridas, a menos que el aspecto de una rama cortada deje un apariencia desagradable en el tronco. Los apósitos para las heridas no ayudan al árbol, no previenen las enfermedades y tampoco facilitan la curación. Su función es puramente cosmética. Utilízalos para las heridas si deseas podar robles en las regiones donde la enfermedad de marchitamiento sea un problema; la pasta evita que los escarabajos de la corteza transmitan la enfermedad a la parte recortada del árbol.

Consejos y advertencias

  • Una poda ligera programada es más sencilla que una limpieza ocasional. Evalúa el estado de tus árboles anualmente, a principios de la primavera.
  • Ten cuidado al retirar las ramas más altas. Si es necesario, pide ayuda o contrata a un experto. Siempre contrata a uno para cortar las ramas altas de los árboles maduros.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles