Cuándo podar un arbusto de lavanda

Escrito por bonnie grant | Traducido por maria florencia de los reyes
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cuándo podar un arbusto de lavanda
La lavanda se puede secar y utilizar para la aromaterapia. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

La lavanda es un arbusto que puede crecer al tamaño de un pequeño árbol si no se poda. Le crecerán ramas largas y lentamente perderá las flores si no se poda año a año. La lavanda produce una flor lila en primavera que perfuma el aire y atrae a las abejas y otros insectos. Las plantas como esta no deben podarse en las estaciones más frías del año, ya que los cortes estimulan el crecimiento, lo cual puede ser perjudicial o matar al arbusto debido al clima frío.

Otras personas están leyendo

Descripción

La lavanda es nativa de las zonas mediterráneas, y crece donde el clima es soleado y el suelo inhóspito. Los suelos rocosos, arenosos y poco fértiles son ideales para la lavanda. Crece fácilmente y puede hacerlo hasta 2 pies (60 cm) o más cuando está madura. La lavanda tiene múltiples ramas que crecen en forma vertical desde una corona central. Las hojas son pequeñas, angostas y verdes grisáceas. La planta tiene tallos leñosos con corteza escamosa. Es perfecta para el jardín xeriscape o para zonas cálidas, soleadas y descuidadas.

Momento oportuno

Poda la lavanda al comienzo de la primavera. Sin embargo, algunos jardineros prefieren podarla en invierno para que crezca nuevamente en primavera. Esto puede ser un problema en zonas donde se registran temperaturas heladas que contribuyen a marchitar el nuevo crecimiento. De igual modo, la poda en primavera puede tener como resultado que la planta no crezca nuevamente ni sus capullos si se hace muy hacia el final de la estación. La poda de plantas perennes siempre es arriesgada debido al momento oportuno para hacerla. Es conveniente conocer el clima para que puedas tomar una decisión informada sobre cuándo podar tu arbusto de lavanda. En general, trata de podar las plantas que florecen en la primavera como la lavanda cuando aparecen los primeros capullos verdes. También puedes recortar los capullos o las flores marchitas luego de que la planta terminó de florecer.

Método

No podes la lavanda a cero. Los tallos leñosos no van a volver a germinar y solamente te va a quedar un trozo de madera. La lavanda produce el nuevo crecimiento con las puntas del crecimiento de temporadas anteriores, así que no quites todo el follaje o lo único que te va a quedar es un tocón. Quita hasta un tercio del crecimiento verde de la lavanda. Luego que la planta haya florecido, dale forma retirando las flores hacia atrás, de tres a cinco nudos de hojas debajo del tallo. Luego que florece es cuando deberías darle forma para que vuelva a tener un tamaño manejable. Esto le da todo el verano para reformarse y crecer nuevamente. El nuevo crecimiento tendrá tiempo para rustificarse antes del invierno, evitando el daño de la planta.

Cosecha

La lavanda se utiliza para la aromaterapia, para el té y para condimentar. Puedes cortar hojas de lavanda para cosechar a principio de verano, apenas comiencen a abrir las flores. La mañana es el mejor momento para cosechar lavanda, para evitar las abejas que se aglomeran alrededor de estas plantas. Corta cada tallo de las flores por encima del nudo de la hoja. Esto evitará que los tallos secos contagien al resto a tu planta. Las zonas con temporadas extensas de crecimiento pueden dar un segundo florecimiento luego de quitar las flores. Seca las flores colgándolas o utilízalas frescas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles