Cómo podar grosellas

Escrito por sandra ketcham | Traducido por pau epel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo podar grosellas

Los arbustos de grosella son una opción ideal para jardineros con poco espacio para plantar. Se reproducen por sí mismos, son fructíferos y resistentes y proporcionan un sabor frutal que puede ser fácilmente transformado en mermeladas y jaleas. Los arbustos de grosella son tolerantes a la mayoría de climas y suelos, pero prefieren el clima más frío y son vulnerables a las enfermedades propias de la humedad. Debido a que los arbustos de grosella se vuelven rápidamente antiestéticos e insalubres a menos que sean podados con regularidad, el mantenimiento y el corte regular son fundamentales.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Podadora

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Revisa tu arbusto de grosella por indicios de enfermedad o daño causado por insectos. Debes cortar todo lo que esté marchito, enfermo o las ramas viejas para asegurar un futuro crecimiento y producción de fruta.

  2. 2

    Deja que tu arbusto de grosella crezca durante su primer año de vida. A menos que tu planta esté enferma o dañada por insectos, podar durante el primer año de vida es innecesario.

  3. 3

    Quita prácticamente de 8 a 12 de los brotes más sanos durante el segundo y tercer año de poda. Concéntrate en quitar sólo ramas enfermas, débiles o dañadas y deja alrededor de cinco de los brotes más antiguos y cerca de cinco cañas viejas. Debido a que las cañas de grosella más jóvenes son más productivas y tienden a soportar más fruta, es mejor podar las cañas más antiguas cortándolas por la línea de tierra.

  4. 4

    Poda el conjunto de brotes más antiguo de tu arbusto de grosella durante el cuarto año. Una planta saludable y madura debería tener de ocho a diez cañas de fruta y mostrar signos de nuevos brotes. Los arbustos maduros y establecidos deberían ser podados para permitir la penetración de la luz del sol y la óptima circulación del aire. Esto prevendrá el desarrollo de la enfermedad en el arbusto.

  5. 5

    Posibilita la penetración del sol en el centro de tu arbusto de grosella podando durante los primeros meses del verano. La poda estival también acelera la maduración de toda fruta existente. Los brotes secundarios deberían ser podados hasta dejar no más de cinco hojas.

  6. 6

    Deshazte de las ramas enfermas de tu arbusto de grosella durante los meses de invierno. Los nuevos brotes pueden ser recortados por la mitad, y los brotes de años anteriores pueden ser podados a dos o tres capullos. La poda de invierno estimula una estructura equilibrada y permite la recolección de bayas con facilidad. Quita toda rama que pueda estar cayendo al suelo debajo o alrededor de tu arbusto de grosella, ya que esto puede pudrirse y dispersar enfermedad. Mantén el centro de tu arbusto despejado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles