Cuándo podar un jacarandá

Escrito por jacob j. wright | Traducido por carrie king
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cuándo podar un jacarandá
Un jacarandá con ramas enroscadas es espectacular cuando florece en la primavera. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Una vista desde un avión sobre una cuidad con muchos árboles jacarandá es completamente maravilloso. Mientras miras en el bosque verde, las flores color lavanda azul celeste decoran los árboles de jacarandá en la primavera. El árbol jacarandá crece a una altura de 25 a 40 pies (7,6 a 12,2 m) y un ancho de 45 a 60 pies (13,7 a 18,3 m) cuando está maduro, pero sólo en la Zona 9b y más cálidas de Resistencia Vegetal del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. Se ven en las calles y parques del sur de California, Hawai y la mitad sur de Florida en EE.UU.; el jacarandá crece mejor con un mantenimiento de podado mínimo pero preciso.

Otras personas están leyendo

Temporada de poda

Agenda la poda de un jacarandá para mediados o fines de invierno, cuando el árbol está durmiente y sin hojas. En las zonas de los Estados Unidos donde crece el jacarandá, la poda se puede realizar entre finales de enero a finales de febrero. Los inviernos cálidos y húmedos evitan la caída de las hojas y puede disminuir las flores en la primavera. Los jacarandás tienen madera débil y corteza delgada, así que cualquier poda debe ser mínima. De otra forma, se pueden desarrollar brotes de madera vieja o "chupones" , especialmente durante la primavera y verano.

Qué podar

Enfócate en el mantenimiento de podado en el jacarandá para quitar la madera muerta o enferma, o para mejorar su integridad estructural. Puedes quitar la madera muerta en cualquier momento del año, pero si los árboles son altos, lo mejor es usar un arbolista que también puede tratar cualquier problema estructural a fines de invierno. Quita cualquier brote "chupón". Evita podar demasiado, ya que más heridas llevan a más "chupones" por las heridas de podado, especialmente en ramas grandes o el tronco.

Entendimiento interno

Al considerar plantar un jacarandá, sólo compra árboles jóvenes con un tronco central principal. Evita especímenes con muchas horquetas y ramas poco espaciadas. Estos árboles requieren mucha poda para mejorar su fuerza e integridad a largo plazo, especialmente en una región con mucho viento. Un jacarandá con un tronco único, desarrollará un hábito más fuerte, especialmente si las ramas mal posicionadas se quitan cuando el árbol es joven. Aún con la poda adecuada y mantenimiento anual, es de esperar que el jacarandá sufra daños en una tormenta tropical fuerte.

Poda de mantenimiento

Crear una herida de poda en un jacarandá, sin importar la edad o tamaño del árbol, siempre lleva a "chupones" verticales indeseados. La poda mínima en árboles bien estructurados disminuye su aparición, pero debes seguir podando en verano, cada cuatro a ocho semanas, para remover los "chupones" que aparezcan. En árboles pequeños, puedes subirte a una escalera y cortar los "chupones" con tijeras de podar antes que crezcan mucho y arruinen la silueta del jacarandá. A los árboles grandes, es necesario quitarle los "chupones" a fines de cada invierno, cuando el arbolista hace su evaluación estructural anual.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles